Martes, 4 de Diciembre de 2007

Más vale en forma que delgado

Un estudio demuestra que la falta de práctica de ejercicio influye más en la mortalidad que el sobrepeso

AINHOA IRIBERRI ·04/12/2007 - 20:26h

Hacer ejercicio y estar en buena forma física es un factor de longevidad más importante que mantener un peso adecuado, al menos en personas mayores de 60 años.

Esto concluye un trabajo publicado hoy en la revista JAMA. El dato podría cambiar la práctica clínica, si consiguiera que los médicos recomendasen la práctica de ejercicio a los mayores delgados con la misma insistencia profesional que lo hacen a los que presentan sobrepeso.

El trabajo se realizó con 2.603 adultos –un 20%, mujeres– mayores de 60 años (la edad media era de 64,4 años), a los que se controló entre los años 1979 y 2001. Todos participaban en un estudio sobre la influencia del deporte en la salud, denominado Aerobics Center Longitudinal Study.

El parámetro principal fue la mortalidad a 31 de diciembre de 2003. Para medir el grado de obesidad no sólo se utilizó el clásico índice de masa corporal (la medida validada más repetida en la clínica), sino también la medida de la cintura y el porcentaje de grasa corporal.Cuantificar la forma física fue más complicado para los investigadores, un equipo multicéntrico dirigido por el especialista de la University of South Carolina (EEUU) Xuemei Xui, que optaronpor una prueba estándar realizada con cinta de correr.

Según los resultados obtenidos se dividió a los participantes en cinco grupos. Los que hacían un 20% o menos del ejercicio practicado por el grupo de los más deportistas, se clasificó como “faltos de forma física”. El resto se distribuyó en cuatro niveles según su estado de forma.

Durante los 12 años de media de seguimiento, se produjeron 450 muertes entre los participantes en el estudio. Según los resultados de la investigación, el riesgo de mortalidad era muy alto en las personas con obesidad abdominal pero, al ajustar los datos según la práctica de deporte, ese riesgo se minimizaba cuando los obesos estaban en buena forma física.

De hecho, existía una fuerte asociación inversa entre mortalidad y práctica deportiva, que no cambiaba según la presencia de sobrepeso.

El peso aún importa

El director de los servicios médicos de la Federación Española de Atletismo, Juan Manuel Alonso, asistió a la presentación del estudio en un congreso de medicina y deporte celebrado la semana pasada en Mónaco.

Para Alonso es un dato novedoso que el primer factor de reducción de riesgo cardiovascular y su consecuente mortalidad sea la actividad física. Si bien, recuerda que los autores dejaron muy claro en la presentación de su estudio que la obesidad no deja de ser un factor de riesgo.

"Lo que hay que transmitir a la población general es que, aún teniendo sobrepeso, si consigue estar en forma, su riesgo de mortalidad va a bajar”, resume el experto.La pregunta lógica que surge tras la publicación de este trabajo es: ¿se pueden extrapolar los resultados a la población más joven?
Alonso dice que cualquier extrapolación es siempre hipotética, pero opina que probablemente sea así y añade que para saberlo con certeza habría que realizar estudios similares en otros grupos poblacionales.

Los autores también apuntan que debería analizarse cómo influye el ejercicio en la reducción de muertes por aquellas causas que más preocupan a la salud pública, como la diabetes o el infarto cerebral.

Señalan asimismo la importancia de hacer más investigaciones en mujeres, debido al reducido número de participantes de este género en el estudio.