Martes, 4 de Diciembre de 2007

Israel insta a mantener las sanciones sobre Irán a pesar del informe de EEUU

EFE ·04/12/2007 - 20:09h

EFE - El primer ministro israelí Ehud Olmert habla a la audiencia en el 'Memorial Hall' de la Academia Naval de los Estados Unidos, ubicada en Annapolis, Maryland, el 27 de noviembre pasado.

Israel instó hoy a la comunidad internacional a mantener las sanciones para frenar las aspiraciones nucleares de Irán, a pesar de un informe de EEUU que asegura que la dimensión militar de ese programa está paralizada desde 2003.

"Conozco el informe, hablamos de él con dirigentes de EEUU", afirmó hoy a la prensa el primer ministro israelí, Ehud Olmert, para quien el documento publicado "sólo refuerza la necesidad de continuar las sanciones contra Irán".

"Es vital seguir con los esfuerzos para impedir que Irán desarrolle este tipo de capacidad, y nosotros continuaremos los nuestros con nuestro amigo Estado Unidos", manifestó.

El documento, elaborado por los servicios de inteligencia de EEUU, concluye que Irán paralizó en 2003 su programa para desarrollar armas nucleares, en lo que es una clara contradicción con las afirmaciones de Washington de hace dos años.

Por su parte, el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, estimó que la paralización del programa probablemente se produjo, pero únicamente por un tiempo limitado.

"Parece que en 2003 Irán paró por un cierto período de tiempo su programa nuclear con fines militares, pero hasta donde nosotros sabemos puede haberlo reiniciado desde entonces", afirmó en declaraciones a la radio militar.

"Hablamos de un aspecto específico relacionado con su programa nuclear", subrayó.

Según expertos y altos mandos de inteligencia israelíes citados por la prensa local, Irán parece haber detenido el enriquecimiento de uranio con fines militares, pero no con fines civiles.

Altos mandos militares declararon al diario "Yediot Aharonot" que las valoraciones de Estados Unidos e Israel "no difieren en las pruebas" sino únicamente "en las interpretaciones" sobre el programa nuclear iraní.

En los últimos dos años, Israel, que cuenta con un arsenal nuclear desde los sesenta, ha asegurado que no puede "tolerar" la existencia de otra potencia atómica en la región, y que se prepara para el "peor de los escenarios" para neutralizar esa amenaza.

Aún así, ha advertido reiteradamente que "esta vez no le sacaría por si sola las castañas del fuego a la comunidad internacional", alusión al bombardeo de una central atómica iraquí en 1981.