Martes, 4 de Diciembre de 2007

El Tribunal de Cuentas dice que los controles de pesca en España son escasos y poco fiables

EFE ·04/12/2007 - 19:30h

EFE - El comisario europeo de pesca, Joe Borg, atiende a los medios en Bruselas, Bélgica. Efe

Los controles pesqueros en España y otros cinco países comunitarios son insuficientes, por problemas como datos "poco fiables" de las capturas, que están muy por debajo de la cantidad que en realidad se pesca, afirmó el Tribunal de Cuentas de la UE en un informe publicado hoy.

En concreto, en España los datos declarados a la dirección general de Pesca respecto a lo desembarques de los buques españoles en el país son inferiores en un 40% a los registrados en las bases de datos nacionales, según informaciones de 2005, recogidas en el informe del Tribunal.

Este organismo auditor concluye que en los seis principales países pesqueros de la UE, entre ellos España, los sistemas de inspección no garantizan la prevención y la detección eficaces de las infracciones; constata que hay una "falta de normas que no permite garantizar una presión de control" suficiente a la flota.

El dictamen evalúa el control pesquero en Dinamarca, España, Francia, Holanda, Italia y el Reino Unido, que representan el 70% de las capturas pesqueras de la UE y más del 80% de los desembarques.

En general, el Tribunal de Cuentas considera que hay anomalías y carencias en las inspecciones pesqueras y que si persiste esta situación, "acarreará graves consecuencias no solo para los recursos, sino también para el porvenir de la propia industria pesquera y los territorios vinculados a ella".

Estima que es difícil garantizar el cumplimiento del régimen de la UE que regula la pesca por Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas.

Por ejemplo, el Tribunal constata que hay "graves problemas" de seguimiento de los datos en Italia, Francia y España.

En el caso de España, en 2005 se declararon 262.900 toneladas a la dirección general de Pesca, frente a 431.900 toneladas registradas en las bases de datos, es decir una diferencia del 40% o 169.000 toneladas, según recoge la evaluación del Tribunal de Cuentas.

Señala que las autoridades españolas han reconocido omisiones de 148.500 toneladas correspondientes a especies no sujetas a cuota y no han podido ofrecer una explicación sobre las 20.500 toneladas restantes que completan la diferencia.

Por otra parte, ninguno de los seis países examinados "puede identificar todas las anomalías" en las declaraciones.

Cuando el Tribunal realizó sus visitas, España, Francia, Italia y el Reino Unido no disponían de un sistema centralizado de registro de los informes de inspección.

Este organismo auditor critica también la falta de acceso de los inspectores a los datos y señala que buena parte de los controles se hacen en actividades pesqueras con un "índice de infracciones relativamente bajo", mientras que en otras flotas hay menos vigilancia.

Apunta que en España hay "solapamiento" de competencias respecto a los buques que faenan en aguas interiores y exteriores.

Por otro lado, el Tribunal hace referencia a la Agencia comunitaria para el control de la pesca, cuya sede está en Vigo (Pontevedra) y señala que es un organismo con una capacidad de actuación "limitada, porque no tiene competencias propias en materia de control".

La Comisión Europea (CE) ha respondido al Tribunal y ha dicho que el informe refuerza "la necesidad de reformar el control de la pesca en la UE".

En cuanto a los casos sobre los datos de las capturas, la CE recuerda que ya ha incoado procedimientos de infracción contra algunos países (Reino Unido, Irlanda, España, Portugal y Polonia) por deficiencias en ese sentido.