Martes, 4 de Diciembre de 2007

"Una victoria pírrica se hubiera convertido en una derrota moral"

Chávez reconoce que quizá Venezuela no esté preparada ni madura para el socialismo

GORKA CASTILLO ·04/12/2007 - 12:46h

Dos personas pasan ante un mural de Chávez al que le pusieron la firma del no. AP

En un paso sin precedentes, el presidente venezolano Hugo Chávez reconoció ayer públicamente su error a la hora de convocar la propuesta de reforma constitucional. Antes de buscar culpables, Chávez prefirió cargar con las culpas de su primer revés electoral desde que asumió la presidencia del país al admitir "que quizá, el pueblo no está maduro ni preparado para asumir el proyecto socialista".

Chávez dio todo tipo de explicaciones sobre cómo vivió la apretada jornada del domingo en el Palacio de Miraflores. En una entrevista telefónica concedida al canal público VTV, señaló que hizo oídos sordos a las sugerencias de algunos militantes para que esperara el recuento de todas las actas electorales antes de reconocer la derrota. "Yo no voy a morder por el 0,01% de los votos como hicieron en Estados Unidos. Un victoria pírrica se hubiera convertido en un derrota moral", sentenció, para luego subrayar: "No podía someter al país a más tensión. ¿Y de cuántos muertos estaríamos hablando ahorita? Nuestra gente lo entiende y acepta".

Fue una declaración inédita que automáticamente avivó las esperanzas de la oposición de buscar una solución dialogada al conflicto social que se vive en Venezuela desde hace décadas. Sin embargo, el jefe de Estado adelantó que el camino que se abre ahora es el de "demostrar con los hechos qué es el socialismo".

No dudó al asegurar que esperará la llegada de otro momento para volver a plantear su propuesta. "El socialismo es un proceso que no se construye con decretos", dijo.En esta alocución televisiva tampoco faltaron algunos dardos envenenados dirigidos a su propia trinchera. En concreto, Chávez habló de falta de intensidad de quienes se ocuparon de explicar los contenidos de la reforma y censuró a aquellos seguidores que "no jugaron" para que saliera adelante. "Unos por dudas y otros por intereses", añadió

Los estudiantes que han protagonizado la campaña del Bloque No se ofrecieron "como puente para lograr el diálogo y la construcción de un nuevo país". El dirigente de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Yon Goicoechea, resaltó que superado el trance del referéndum, la lucha de la organización que lidera se enfocará en atacar la corrupción latente, la seguridad, la sanidad y la educación. "No podemos seguir viviendo en la división. Hay que acabar con la violencia política", afirmó.

Noticias Relacionadas