Martes, 4 de Diciembre de 2007

El paro en noviembre sube en 45.896 personas, el mayor alza en ese mes desde 2003

EFE ·04/12/2007 - 10:01h

EFE - En la imagen, dos obreros que trabajan en la construcción de la Autovía del Mediterráneo en su tramo de Almuñécar.

El paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo subió en 45.896 personas en noviembre y situó el número total de desempleados en 2.094.473, el 2,24 por ciento más que el mes anterior, según datos del Ministerio de Trabajo.

Se trata de la segunda subida consecutiva del paro y de la mayor en un mes de noviembre desde 2003. Además, en los últimos doce meses el desempleo se ha incrementado en 71.309 personas.

El paro subió en todos los sectores, principalmente en servicios, el 2,38 por ciento (29.879 nuevos parados), seguido de construcción, el 4,65 por ciento (11.180); agricultura, el 3,66 por ciento (2.445); en el colectivo sin empleo anterior, el 0,65 por ciento (1.410) y en la industria, el 0,36 por ciento (982 personas).

El número de contratos registrados en noviembre fue de 1.592.018, un 4,12 por ciento menos que en el mismo mes de 2006 (68.481 menos).

De los contratos firmados, 190.015 fueron indefinidos (el 11,94 por ciento), mientras que 1.387.423 fueron temporales y 14.580 de carácter formativo.

El desempleo afectó más a los hombres (31.216 más, hasta los 834.047) que a las mujeres (14.680 más, hasta los 1.260.426), y a los mayores de 25 años (el 2,06 por ciento más, 37.327) más que a los menores de esa edad (en 8.569 personas, el 3,64 por ciento de subida).

También aumentó en todas las comunidades, encabezadas por Baleares (11.019 nuevos parados), Andalucía (8.670), Comunidad Valenciana (6.454) y Galicia (6.357).

De los 190.015 contratos indefinidos firmados en noviembre, 134.644 fueron a tiempo completo, el 21,35 por ciento menos, y 55.371 a tiempo parcial, el 8,80 por ciento más que en noviembre de 2006.

En términos acumulados, hasta noviembre se suscribieron 2.085.873 contratos indefinidos, lo que supone 143.750 (el 7,40 por ciento) más que en el mismo periodo del año pasado.

De ellos, los indefinidos a tiempo completo sumaron 1.513.234 en los once primeros meses del año, el 5,81 por ciento más que en el mismo periodo de 2006, mientras que los contratos a tiempo parcial aumentaron el 11,86 por ciento hasta los 572.639.

Los contratos temporales con jornada a tiempo parcial ascendieron en noviembre a 351.370, el 22,07 por ciento más.

De todos estos datos, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, y el secretario general de Empleo, Antonio González, destacaron que, a pesar de la menor actividad que registra la construcción, el sector acabará el año creando 20.000 empleos.

A noviembre de 2007, hay 30.000 trabajadores más en el sector que en el mismo mes de 2006, de los que la mayoría se han afiliado en el régimen especial de los autónomos, después de haber cotizado en el General.

Según Granado, este "trasvase" se ha debido a que en los momentos álgidos de la construcción fueron incluidos en la nómina de las empresas y ahora, con la menor actividad que se registran, se han constituido por cuenta propia.

Esto demuestra, para González, que hay actividad en el sector, lo que permitirá acabar el año con la creación de 20.000 empleos a pesar de la desaceleración que se registra en la economía y en la construcción.

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, eludió valorar los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social y remitió a las declaraciones de sus secretarios.

Para el PP, Miguel Arias Cañete, la mala evolución del empleo y la afiliación, junto al repunte de la inflación y la desaceleración de la economía, reflejan que "el Ejecutivo está cosechando lo que ha sembrado".

Otro matiz aportó el coordinador ejecutivo de Economía y Mundo del Trabajo de IU, Javier Alcázar, para quien el "pésimo" dato del paro refleja la oportunidad que ha perdido el Gobierno para implantar políticas de mayor estabilidad y calidad para el empleo.

Desde los sindicatos, CCOO y UGT reclamaron al Gobierno medidas que ayuden a activar un nuevo modelo de crecimiento basado en actividades productivas industriales que releve al sector de la construcción y USO advirtió de que 2007 será un mal año para el empleo.