Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

La supuesta Maddie se llama Bouchra y vive en Marruecos

Jamal Uahbi, periodista marroquí, achaca el error al desconocimiento de los españoles sobre la población de su país. La niña proviene del Rif, donde esa fisionomía es muy común

Trinidad Deiros ·26/09/2007 - 18:22h

Bouchra fue confundida con Madeleine McCann por unos turistas españoles en Marruecos. AFP

"Es absurdo: ¿qué puede estar haciendo una campesina rifeña paseándose tranquilamente con Madeleine, a la que los marroquíes conocen más que al Papa?" A Jamal Uahbi le hace mucha gracia el revuelo mediático que se ha montado por la foto de una niña de la que anteayer se dijo que podía ser la pequeña McCann. Como este periodista oriundo de Tetuán sostuvo desde el primer momento, la niña de la foto ha resultado ser justo lo que parecía: una marroquí de tres años. Su nombre es Bouchra.

Un fotógrafo de la agencia AFP la encontró ayer a ella y a sus padres en Zinat, cerca de Tetuán, el mismo pueblo donde los turistas hicieron la foto.

Jamal Uahbi recuerda que ésta es la tercera vez que alguien cree ver en su país a la niña británica. Primero, Marraquech; después, a cuarenta kilómetrosde Nador, y, por último, en el Rif. Y casi todos los que la han visto son españoles o viven en España.Este dato no parece una casualidad.

Sabedor de los muchos prejuicios que subsisten en España sobre Marruecos, Jamal Uahbi explica a Público que la pequeña Bouchra llamó la atención de los turistas por una única razón: es rubia y tiene la piel clara. Todo lo que se supone que no son los moros. Y en España hay muchas personas para las que es "inverosímil que una niña marroquí se parezca auna británica".

Marroquíes rubios

Sin embargo, en la región del Rif es frecuente el tipo físico que normalmente se atribuye a los europeos del norte; pelo claro y lacio, ojos azules o verdes y piel muy blanca. Los rifeños son mayoritariamente bereberes de tipo caucásico (europeo).

"La misma niña en Francia o en Alemania no hubiera llamado la atención de esos turistas, pero como muchos españoles se creen que en Marruecos somos todos morenos, pues pensaron que era europea", explica Uahbi. Aun así, antes de que se conociera la verdad, este periodista había contactado con la policía de su país para comprobar si era posible que se tratara de Maddie. El comisario con el que habló "se partió de risa", ironiza.

La descripción que muchos medios de comunicación pintaron sobre la mujer que aparece en la foto —la madre de Bouchra— muestra un profundo desconocimiento de Marruecos. Para empezar, se aseguró que los adultos que acompañaban a la niña eran de "aspecto magrebí", como si ese país no fuera el mosaico étnico que es. La madre de Bouchra aparece vestida a la usanza de las campesinas rifeñas y lleva el cabello cubierto: no se ve si es rubia o morena. Se dijo también que la supuesta Madeleine iba en una cesta o un saco, lo que es falso. La mujer llevaba a la niña a la espalda, envuelta en un pañuelo o una pieza de tela anudada por delante, como llevan a sus hijos la inmensa mayoría de las mujeres marroquíes.

La facilidad con la que se ha dado pábulo a la pista marroquí apunta, explica Uahbi, al viejo prejuicio todavía extendido de que "los moros raptan niños", aún presente en el imaginario de muchos españoles.

El periodista recuerda que su país no es un buen sitio para esconder a un niño. "Marruecos es un Estado policial y todos los porteros, los guardianes de coches y muchos particulares son confidentes". En un país en el que "en cada esquina hay un informador de la policía", sería "prácticamente imposible" esconder a una niña como Madeleine, a la que todos los marroquíes han visto en televisión.

 

Noticias Relacionadas