Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

El negociador de EEUU cree "factible" el desarme norcoreano a final de año

Agencia EFE ·26/09/2007 - 20:19h

Agencia EFE - El máximo negociador estadounidense para las conversaciones a seis bandas, Christopher Hill, quien consideró hoy "factible" que Corea del Norte desmantele todos sus proyectos nucleares a finales de año. EFE

El máximo negociador estadounidense para las conversaciones a seis bandas, Christopher Hill, consideró hoy "factible" que Corea del Norte declare y desmantele todos sus proyectos nucleares a finales de este año.

"Estamos deseando tener para finales de año el desarme y la declaración (del programa nuclear norcoreano). Es un proceso muy ambicioso pero creo que es factible", dijo Hill al llegar hoy a Pekín para participar en la nueva sesión plenaria, que se celebra entre mañana y el domingo día 30 de septiembre.

Poco después de su llegada, Hill cenó con su homólogo norcoreano, Kim Kye-gwan, y reiteró su ya habitual llamada a la prudencia.

"Creo que es importante permanecer centrados y no ser demasiado optimistas sino intentar valorar las dificultades que tenemos y ver si podemos resolverlas", dijo tras la cena.

Kim, por su parte, declaró a los periodistas: "Hemos acordado no decepcionaros logrando un resultado en las conversaciones".

"El tema central de esta sesión es hacer que la República Democrática Popular de Corea (nombre oficial de Corea del Norte) declare todos sus programas nucleares y desmantele sus instalaciones nucleares", subrayó hoy en la capital china Chun Yung-woo, máximo negociador surcoreano.

Advirtió de que "habrá dificultades inesperadas" aunque Corea del Sur "hará todo lo que pueda y desempeñará su papel único para facilitar logros lo antes posible".

La misma prudencia mostró el máximo negociador ruso, Alexander Losyukov, quien manifestó esta mañana al llegar a Pekín: "Podrían irrumpir nuevos problemas y dificultades".

"Si no conseguimos lograr un acuerdo volveremos a donde estábamos", advertía ayer Kim Kye-gwan, el primer jefe negociador en llegar a la capital china.

La segunda fase de la sexta ronda de las negociaciones llega precedida por las acusaciones de EEUU contra Corea del Norte por su supuesto vínculo nuclear con Siria, lo que se ha erigido como nuevo obstáculo del diálogo.

No en vano, Pyongyang acusó ayer a Washington de adoptar una política "discriminatoria sobre los asuntos nucleares".

"EEUU no está cumpliendo ningún compromiso con el Tratado de No Proliferación Nuclear sino que, aprovechándose de la posición de potencia nuclear, está recurriendo al chantaje y prácticas arbitrarias contra los estados no nucleares", según un editorial del "Rodong Sinmun", diario portavoz del régimen de Kim Jong-il.

El artículo añadió que EEUU está optando por "medidas duras" para intentar negar a algunas naciones el acceso al uso pacífico de la tecnología nuclear.

Las conversaciones a seis bandas reúnen desde agosto de 2003 a las dos Coreas, China, Rusia, EEUU y Japón con el objetivo de lograr la desnuclearización norcoreana.