Martes, 4 de Diciembre de 2007

España asume el mando de la misión de la UE en Bosnia, en un acto con ausencias por el mal tiempo

EFE ·04/12/2007 - 12:11h

EFE - El alto representante de la UE para la Política Exterior y la Seguridad, Javier Solana (c); el ministro de Defensa español, José Antonio Alonso (d), y su homólogo alemán, Franz-Josef Jung, charlan en el aeropuerto croata de Split.

España asumió hoy el mando de la misión europea en Bosnia, en un acto celebrado en Sarajevo al que no pudieron asistir por el mal tiempo el Alto representante para la Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea (UE), Javier Solana, ni el ministro español de Defensa, José Antonio Alonso.

La ceremonia en la capital Bosnia consistió en una parada militar y la imposición de las medallas correspondientes a los comandantes de EUFOR saliente y entrante, así como un discurso pronunciado por el comandante de Operaciones de la UE, general John McColl, confirmaron a Efe fuentes del Ministerio español de Defensa.

Las malas condiciones climatológicas en Sarajevo, con nieve y niebla, impidieron el aterrizaje del avión que trasladaba a Solana y Alonso, que fue desviado a la ciudad croata de Split, desde donde se tomó la decisión final de emprender viaje de vuelta a España.

En el aeropuerto de Split, Alonso lamentó la mala suerte de no haber podido estar presente en el acto celebrado en el cuartel general de la misión europea en Sarajevo, pero quiso dejar constancia de que "hoy es un día histórico para España".

El responsable español de Defensa subrayó que las cosas van "bastante bien" en Bosnia y resaltó que ese país balcánico "inicia hoy su proceso de incorporación a la Unión Europea".

Sobre Kosovo, el ministro comentó que las negociaciones sobre su futuro estatus no transcurren bien, pero agregó que no todo está perdido y que habrá que esperar al 10 de diciembre.

Ese día concluye la última fase de negociaciones entre serbios y albaneses sobre el futuro estatuto de esta provincia serbia con la mediación de la "troika" formada por la UE, Estados Unidos y Rusia.

Alonso no quiso adelantar cuál será la posición de España ante una posible declaración de independencia de Kosovo y se remitió a la línea que mantiene la UE en el marco de esas negociaciones.

Del futuro de Kosovo se habló por unas horas en el aeropuerto de Split, donde debido al mal tiempo y la imposibilidad de llegar a Sarajevo coincidieron, además de Solana y Alonso, el ministro portugués de Asuntos Exteriores, Luis Amado, y el ministro alemán de Defensa, Franz Josef Jung.

España dirigirá durante un año la operación militar europea EUFOR, en la que participan 31 países (24 de la UE y 7 de fuera de la UE), con un total de 2.106 efectivos.

Actualmente España es el país que más tropas aporta a la misión, con 258 efectivos, de los que 220 se encuentran en Sarajevo y 38 desplegados en diferentes centros regionales de coordinación y equipos de observación y enlace (Mostar, Trebinje y Caplina).

El general Ignacio Martín Villalaín se hará cargo del mando de la misión europea como comandante en jefe del Batallón Multinacional.

Esta unidad militar internacional realiza labores de adiestramiento en Bosnia, se prepara para actuar como reserva táctica de misión de la OTAN en Kosovo (KFOR) y efectúa diversas operaciones de seguridad, requisas de armamento y apoyos al Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia.

El pasado 26 de septiembre el Comité Político y de Seguridad (COPS) de la UE decidió nombrar al general de División español nuevo Comandante de la Operación Althea.

Para hoy estaba previsto también que la Unidad de Helicópteros del Ejército de Tierra alcanzara la capacidad operativa plena y dispusiera de tres helicópteros BO-105 para prestar apoyo al comandante de la EUFOR.

Además, para principios de enero de 2008 se desplegará una Unidad de Helicópteros del Ejército del Aire, compuesta por dos aparatos Sikorsky S-76, con misiones de evacuación médica.

Desde que comenzó en 1992 su participación, España ha enviado a Bosnia-Herzegovina unos 36.600 militares.