Martes, 4 de Diciembre de 2007

López Garrido espera que la unidad ante ETA "ya nunca más se pueda resquebrajar"

EFE ·04/12/2007 - 08:19h

EFE - Los portavoces en el Congreso del PSOE, Diego López Garrido (2 izda), y el PP, Eduardo Zaplana (izda); el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares (2 dcha segunda fila), y la vicepresidenta primera del Congreso, Carmen Calvo (2 dcha), entre otros, durante la concentración silenciosa que se desarrolló ayer a las puertas de la Cámara baja para condenar el atentado perpetrado por ETA contra dos guardias civiles en Francia.

El portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, ha valorado hoy que el último atentado de ETA en Francia haya tenido una "respuesta absolutamente unitaria de rechazo al terrorismo" en partidos y fuerzas sociales, y se ha mostrado esperanzado en que "esa unidad ya nunca más se pueda resquebrajar".

El diputado socialista ha hecho estas manifestaciones en entrevistas en RNE y Onda Cero, según explica el grupo parlamentario socialista del Congreso en un comunicado recogido por Efe.

López Garrido ha explicado que tras este atentado -en el que murió un guardia civil y otro resultó herido de extrema gravedad- los españoles han vivido "con satisfacción y con alivio" que a las pocas horas las fuerzas políticas más importantes se hayan reunido para "coincidir plenamente en el rechazo al terrorismo y en que en nunca va a doblegar a la democracia".

"Los españoles nos quieren ver unidos porque los españoles están unidos en el rechazo a ETA", ha remarcado.

Por otro lado, el dirigente socialista ha justificado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no vaya a acudir a la concentración contra ETA convocada para esta tarde en Madrid.

A su juicio, es "normal" que Zapatero no esté presente porque el acto constituye una "expresión de la sociedad civil, más que del Estado", y el papel institucional del jefe del Ejecutivo "no es ir a manifestaciones", sino seguir "al frente del país, luchando implacablemente contra el terrorismo por todos los medios".

Diego López Garrido ha hecho un llamamiento para lograr que la concentración sea "masiva" y suponga "una expresión unitaria", además de "un grito de silencio muy elocuente de rechazo a ETA".

En cuanto a la posible ilegalización de ANV, formación que no ha condenado el atentado de Francia, ha advertido de que se trata de un proceso jurídico que deciden los tribunales y que no puede acometerse sin pruebas.

"No existe ningún interés en que ninguna fuerza política que apoye al terrorismo esté en la legalidad y siga en las instituciones", ha añadido al respecto.

El portavoz socialista ha dicho también: "Si se demuestra -y, desde luego, se está estudiando muy atentamente- que ANV incumple la Ley de Partidos, automáticamente, al minuto siguiente, el Gobierno y la Fiscalía instarán su ilegalización".

Siempre según el comunicado del grupo socialista, López Garrido ha señalado en este sentido que, "hasta que no se reúnan las pruebas necesarias para ello, hay que aplicar el Estado de Derecho".