Martes, 4 de Diciembre de 2007

Sigue la búsqueda de los náufragos de una patera y dos supervivientes son llevados a Argelia

EFE ·04/12/2007 - 10:42h

EFE - Un inmigrante con su hijo en brazos desciende de la embarcación de Salvamento Marítimo a su llegada al puerto de Almería, hace dos semanas.

Salvamento Marítimo continúa con la búsqueda, a unas 70 millas al sur del Cabo de Palos, de 9 inmigrantes desaparecidos al zozobrar la patera en la que viajaban, mientras que una patrullera argelina ha trasladado a este país a dos supervivientes del naufragio y a un cadáver rescatado en la zona.

Un portavoz del citado organismo ha informado a Efe que, tras toda una noche de intensos rastreos en el lugar en el que se hundió la embarcación, esta mañana se encuentran en la zona un buque de Salvamento Marítimo, un buque de guerra francés y un helicóptero también galo que buscan a los tripulantes de la patera por mar y aire.

Está previsto que en las próximas horas se incorpore al dispositivo de rescate un avión de Salvamento Marítimo que realizará grandes batidas por el lugar.

Esta operación se inició sobre las 19.45 horas de ayer, cuando las autoridades costeras recibieron una llamada de emergencia por parte de la tripulación de un buque mercante holandés, que avistó la embarcación.

Al detectar que ésta presentaba problemas para navegar, el buque se aproximó a la patera con la intención de transbordar a sus tripulantes en una operación que no llegó a producirse puesto que, durante las maniobras de acercamiento, la tripulación del mercante vio cómo la pequeña embarcación se hundía frente a ellos.

Dos de los tripulantes de la patera, presumiblemente de nacionalidad argelina, pudieron ser rescatados con vida por la tripulación del barco, que también sacó del agua el cadáver de un tercer ocupante de la lancha.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno y de Salvamento Marítimo han señalado que los supervivientes del naufragio, así como el cuerpo del tripulante, fueron recogidos por una patrullera argelina, que se hizo cargo de su traslado a este país del Magreb.

Desde que se produjo el hundimiento se activó un amplio dispositivo en la zona que ha tratado intensamente de localizar a los otros nueve ocupantes de la patera, en unas labores que no han dado frutos por el momento y que se han visto dificultadas por la falta de visibilidad.