Martes, 4 de Diciembre de 2007

La CE y el Eurogrupo admiten su preocupación por la inflación pero creen que es coyuntural

EFE ·04/12/2007 - 00:20h

EFE - El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

La Comisión Europea y el Eurogrupo (ministros de Finanzas de la zona euro) admitieron hoy su preocupación por el repunte de la inflación en los países de la moneda única, pero incidieron en que esta aceleración de los precios es coyuntural.

El primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker, advirtió de que existen riesgos inflacionistas, pero vaticinó que se resolverán "a corto plazo".

Desde la Comisión Europea, el responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, consideró "preocupante que los precios suban y el crecimiento no sea tan alto como el año pasado", pero también hay que tener en cuenta, recalcó, que la zona euro está mejor que otras economías industrializadas.

Almunia reiteró que las presiones inflacionistas en la eurozona provienen, fundamentalmente, de la subida del precio del petróleo y los alimentos, aunque reconoció que también existen "algunos factores internos".

Así, tanto el comisario como Juncker apuntaron a la falta de competencia en el sector servicios como otra causa de tensiones en los precios y reclamaron un mayor esfuerzo a los gobiernos del área para impulsar su apertura.

Preguntado por el caso de España, Almunia consideró que, "sin duda", debería aplicarse esta receta y citó, entre los ámbitos en que debería introducir más competencia, el comercio minorista, las comunicaciones, la energía y las profesiones reguladas.

En la rueda de prensa posterior al encuentro mensual del Eurogrupo, el primer ministro luxemburgués también se refirió a su reciente visita a China, acompañado del presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Juncker, y el comisario Almunia, para discutir con las autoridades de aquel país cuestiones de política macroeconómica.

Juncker indicó que la delegación europea quiso dejar claro a Pekín que es necesario, tanto para China como para el resto del mundo, una "apreciación paulatina pero rápida" del yuan.