Lunes, 3 de Diciembre de 2007

El PP acepta las bajas cautelares de militancia del alcalde de Totana y de su antecesor

EFE ·03/12/2007 - 03:32h

EFE - Agentes de la Guardia Civil custodian el acceso a las dependencias de Urbanismo del Ayutamiento de Totana. La titular el Juzgado número uno de Totana, María Asunción Navarro, ha decretado prisión provisional sin fianza para el alcalde de Totana, José Martínez Andreo.

El Partido Popular de la Región de Murcia aceptó hoy las peticiones de baja cautelar de militancia hechas horas antes por el alcalde de Totana, José Martínez Andreo, y por su antecesor en el cargo y actual diputado regional, Juan Morales.

Esta decisión fue adoptada por la junta directiva regional, el máximo órgano entre congresos del partido en la comunidad autónoma, en una reunión de urgencia mantenida para tomar decisiones ante los acontecimientos generados por el caso de presunta corrupción urbanística en Totana, conocido como operación Tótem, que la Guardia Civil investiga e instruye el juzgado número uno de esa localidad.

El alcalde de Totana presentó hoy su solicitud de baja "cautelar" del PP para evitar que su detención y la prisión provisional sin fianza decretada esta madrugada por la jueza Asunción Navarro "dañe la imagen" de su partido, en tanto que el concejal de Urbanismo, Juan Carrión, ha asumido la dirección de la corporación municipal.

Mientras que la presentación de la petición de baja cautelar de Martínez Andreo fue anunciada antes de la reunión de la dirección del PP, el anuncio de la baja de Morales como militante fue una sorpresa.

El PSOE de la Región de Murcia pidió hoy al presidente de esta comunidad autónoma y del PP murciano, Ramón Luis Valcárcel, "que eche de la política y obligue a dimitir de sus cargos" a Martínez Andreo y a Morales.

Morales, ex edil de Totana y ahora diputado regional, está siendo investigado por los agentes de la Unidad Central Operativa, que le han retirado el pasaporte y requisado un ordenador portátil. La forma en la que se ha producido esta investigación llevó al político a solicitar amparo ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ).

Tanto el TSJ como la jueza de Totana que instruye el caso han preguntado oficialmente a la Asamblea Regional si Morales está, efectivamente, aforado.

El PP, en la reunión que juntó en su sede a los principales cargos de la organización, anunció que ejercerá "todo tipo de acciones" para defender los intereses del partido, de sus militantes y "el buen nombre de la Región de Murcia".

Este encuentro de los dirigentes del PP de Murcia fue anunciado previamente en Madrid por el secretario general del partido, Ángel Acebes, tras afirmar que esa formación actuará con "absoluta firmeza" ante "cualquier irregularidad que se haya producido".

Acebes, al igual que han planteado sus compañeros de partido en Murcia, señaló que antes de tomar cualquier decisión "hay que conocer lo que ha pasado", y para ello será necesario que se levante previamente el secreto de sumario decretado por jueza instructora del caso.

La dirección del PP se reunió también esta tarde con el equipo de Gobierno municipal de Totana para "garantizar la gobernabilidad" del ayuntamiento.

En Totana, Juan Carrión, primer teniente de alcalde de Urbanismo, ha sustituido "por protocolo de funcionamiento" a Martínez Andreo, en tanto que el resto de concejales del equipo de Gobierno "continúan asumiendo sus responsabilidades con normalidad", informaron fuentes municipales.

Carrión subrayó que él es "alcalde accidental" y que Martínez Andreo "sigue siendo primer edil".

Nadie explicó si la baja temporal de militancia de Martínez Andreo, o la de Morales, influyen en su continuidad como regidor de Totana o como diputado regional, respectivamente.

La operación Tótem se hizo visible el pasado lunes, 26 de noviembre, con la detención de seis personas, dos de ellas en Vigo, una en la localidad madrileña de Las Rozas, otras dos en Murcia y una en Totana, y el registro en domicilios, despachos profesionales y oficinas de esas tres provincias.

Tres días después, el jueves 29, fueron detenidos el alcalde de Totana; la secretaria general del Ayuntamiento, Laura Bastida, el jefe de la Policía Local, Alfonso Canales, y un empresario local, que fueron conducidos en principio a la sede consistorial, donde la Guardia Civil desalojó a los empleados y practicó un amplio registro a lo largo del día.