Lunes, 3 de Diciembre de 2007

No tan rápido

Chávez admite la derrota, felicita a los vencedores y promete volver a intentarlo

GORKA CASTILLO ·03/12/2007 - 22:32h

Los venezolanos desmintieron el domingo con sus votos dos ideas muy arraigadas en la prensa internacional: que Venezuela se encamina hacia un régimen de partido único y que Chávez es imbatible en cualquier consulta electoral.

La propuesta de reforma de la Constitución se votaba en dos bloques y en ambos ganó el ‘no' por un exiguo margen. El 50,7% votó en contra en el primer caso y ganó con una diferencia de 124.962 votos. En el segundo, el ‘no' tuvo el 51,05%, es decir, 187.196 votos más que el ‘sí. En total, se escrutaron nueve millones de votos.

La derrota de la reforma constitucional propuesta por el presidente venezolano, Hugo Chávez, no dejó satisfechos a algunos dirigentes de la oposición. Para ellos, ha habido un "acuerdo previo para endulzar el descalabro electoral sufrido por el presidente".

Fuentes opositoras aseguraron ayer a Público que, de seguir la progresión obtenida de la revisión de las primeras actas analizadas, la diferencia a su favor llegaría a los diez puntos.

Sería un duro golpe a la actitud conciliadora mostrada ayer por el mandatario venezolano cuando reconoció su primer revés electoral desde que llegó al poder en 1998. Sin embargo, dos expertos venezolanos negaron esta hipótesis manejada por los sectores más radicalesde la oposición y apelaron al carácter democrático mostrado desde el Consejo Nacional Electoral (CNE) y las propias filas chavistas.

Chávez ratificó el carácter irreversible de los resultados y felicitó a los vencedores con un "yo no les doy el triunfo, ustedes se lo han ganado".

Con un tono apaciguador desconocido hasta ahora en él, el líder venezolano se presentó ante la prensa diez minutos después de que el CNE anunciara oficialmente su derrota. Chávez recomendó a los ganadores que ahora "sepan administrar su victoria porque Venezuela no se merece seguir viviendo en una tensión como ésta".

La propuesta sigue viva

Poco antes, Chávez comentó que "mejor es reconocer esto de inmediato ya que no queda ninguna duda al respecto". También tuvo cálidas palabras para sus entregados seguidores a quienes espetó que "no se sientan tristes ni apesadumbrados porque esta propuesta sigue vive, no está muerta. Por ahora no pudimos".

Durante la jornada de ayer, una de las palabras más utilizadas por ambos bandos fue "reconciliación". El propio Chávez reconoció que uno de los motivos de su felicitación a los vencedores se debía a que "este proceso demuestra que la democracia es la única vía".

Hasta se permitió dar lecciones a sus adversarios: deben "darse cuenta de que sí es posible" cosechar triunfos políticos por la vía electoral por lo que deben "olvidarse de los planes violentos y guarimbas (disturbios)", dijo Chávez.

También el que fue su oponente en las últimas elecciones presidenciales, Manuel Rosales, invitó al líder venezolano "a iniciar un camino de reconciliación y entendimiento".

El presidente pidió a sus partidarios una reflexión sobre el resultado de la consulta, en especial por qué él recibió más de siete millones de votos en las últimas elecciones presidenciales, mientras que en el referendum del domingo el ‘sí' no llegó a los cuatro y medio.

La tranquilidad se apoderó de las calles de las principales ciudades del país. A pesar de unos pequeños focos de violencia sectaria practicada por ambos bandos en Maracaibo, Barquisimeto y Caracas, no se registraron incidentes de importancia en todo el país.

"Es el síntoma de madurez adquirida por el pueblo venezolano en los últimos nueve años de revolución", dijo Hugo Chávez. "Es la señal de que se ha abierto una nueva era política", indicaron desde la oposición. El tiempo lo decidirá.

Noticias Relacionadas