Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Chema, el brazo de los 800.000 ##@@euro@@##

El jugador del Ciudad Real rentabiliza haber sido el fichaje más caro de la historia de la Asobal.

MIGUEL ALBA ·03/12/2007 - 22:18h

El jugador del Ciudad Real Chema Rodríguez.

Su brazo no destaca por una musculatura salvaje. "Pero es completo: pasa, marca, dirige, manda...", asegura Talant Duishebaev. Y esa versatilidad tiene un precio: 800.000 euros. Para el balonmano esta cifra equivale a los 60 millones de euros que el Real Madrid pagó por Zidane. Pero en Ciudad Real, donde la excelencia se ha construido a base de talonario, la apuesta por Chema Rodríguez supera a la anécdota de ser el fichaje más caro en la historia de la Asobal.

Chema, que aprendió a jugar al balonmano porque en su colegio no había porterías de fútbol, es el primer sorprendido. "Nunca esperaba que pagaran por mí esa cantidad". Desde que llegó a Ciudad Real, Duishebaev le acogió como alumno aventajado. No sólo porque ambos comparten hábitat, sino porque el técnico de origen uzbeco considera que Chema aún tiene margen de mejora. "Mi juego debe ganar enteros en muchas facetas.

El lanzamiento, por ejemplo, tengo que mejorarlo", asegura.Y en ello anda Chema. En una reconversión de su brazo para experimentar nuevos lanzamientos. Especialmente, los de cadera, una de las marcas de Talant. "Me están enseñando a lanzar en diferentes posiciones. Eso está bien porque me ayuda a crecer como jugador y me hace más cerca de mi gran objetivo: anotar cada vez que lance". Los consejos están engordando su estadística. Chema es el tercer mejor lanzador del Ciudad Real en la Liga, con un 75 por ciento de efectividad (25 goles de 35 lanzamientos). Sólo compiten con él Laen, Davis, Urios, Rutenka y Zorman.

En esta línea ascendente, Chema no sólo ha contribuido al liderato del Ciudad Real en la Asobal, y se ha convertido en una de las apuestas de la selección para el Europeo de Noruega. Su juego le ha convertido en uno de los integrantes de la selección mundial que el domingo venció a Egipto, en el partido que conmemoró el 50 aniversario de esta federación. En la pista egipcia, Chema presenció alguno de esos detalles que le gusta visionar en su casa enchufándose al vídeo para
incluirlos en su repertorio.

Como el Madrid o el Barça

"De todo el mundo se puede aprender y yo quiero ser mejor jugador cada día". No sólo por el precio de su ficha-"está claro que te creas una responsabilidad por demostrar lo que vales"-, sino por el respeto que supone dirigir el ataque de un club que se ha convertido en un fenómeno sociológico. "Somos como el Madrid o el Barça del balonmano. La gente te reconoce por la calle e incluso firmo algún autógrafo. Después de cada entrenamiento hay una rueda de prensa. Además, tenemos que hacerlo bonito y ganar".

Para ese jogo bonito, Duishebaev apuesta por Chema sin reservas. "Y eso me impregna aún más carácter". Como el que esgrime su equipo en la Asobal (aventaja en cuatro puntos al Barça) y en la Liga de Campeones.