Lunes, 3 de Diciembre de 2007

El Barça asegura que conocía la lesión de Henry y le resta gravedad

Los problemas de espalda del francés, que le mantienen apartado de la competición, eran conocidos por el club antes de su fichaje.

Noelia Román ·03/12/2007 - 22:11h

EFE - El delantero francés del F.C. Barcelona, Thierry Henry, se lamenta de una ocasión fallada.

"¿Alguien conoce a un deportista de 30 años que no tenga secuelas de alguna lesión?". La pregunta surge de las entrañas del Camp Nou cuando, a su vez, los responsables de comunicación del Barcelona son interrogados acerca de la lesión crónica que padece Henry en su espalda y que, según el último comunicado médico emitido por el club azulgrana, mantendrá al francés unas dos semanas de baja.

"Cuando lo fichamos, sabíamos que tenía esta lesión, que los síntomas variarían, pero también que era apto para jugar al fútbol", señalan fuentes del club. "Lo cierto", matizan otras fuentes, "es que conocíamos parte del problema y el resto se le descubrió en la revisión previa al fichaje".

Henry llegó al Camp Nou después de cuatro meses de parón en el Arsenal y un diagnóstico de los servicios médicos del club inglés que no le acababa de convencer. El delantero francés expuso sus dudas a los responsables médicos del Barça, que le propusieron un tratamiento diferente, basado en sesiones de fisioterapia, gimnasio y osteopatía.

Los dolores que Henry presentaba en el pubis fueron remitiendo, al tiempo que la carga de partidos (ha disputado 17 entre Liga, Liga de Campeones y Copa de Rey) repercutía en su zona lumbar, epicentro de la discopatía que sufre entre las vértebras L5-S1.

Pero la lesión de Eto'o y el bajo estado de forma de Ronaldinho llevaron al delantero francés a forzar más de lo recomendable. "Ha hecho un sobresfuerzo", constatan fuentes del club. "Si hubiese tenido un proceso de adaptación más tranquilo, quizá la cosa habría sido diferente".

Laporta, agradecido

Ante la persistencia de las molestias y la inminente recuperación de algunos jugadores lesionados -es el caso de Eto'o-, los servicios médicos del Barça decidieron la semana pasada buscar una segunda opinión -recurrieron a un osteópata madrileño- e incorporar un par de novedades en el tratamiento de la dolencia de Henry: las infiltraciones no invasivas y el cese de partidos disputados.

Los responsables médicos del Barça, que desconocen si la dolencia es genética -Henry ya sufrió problemas de espalda con 20 años-, confían en que el nuevo tratamiento permita al francés estar presente en el clásico frente al Madrid. También el presidente Laporta, que ayer agradeció el esfuerzo del francés y señaló que éste es el "momento idóneo para que pare".