Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Pakistán rechaza la candidatura de Sharif

MAR CENTENERA GARÇON ·03/12/2007 - 21:48h

Nawaz Sharif, el candidato más incómodo para el jefe de Estado de Pakistán, Pervez Musharraf, ha quedado fuera de juego. La Comisión Electoral anuló ayer su candidatura. El motivo: la condena que pesa sobre él por haber ordenado en 1999 el secuestro del avión en el que volaba Musharraf, entonces jefe del Ejército y ahora presidente.

Sharif denunció que su candidatura ha sido rechazada por motivos políticos. Al regresar de su exilio en Arabia Saudí, Sharif destacó que no pactaría con Musharraf si ganaba las elecciones. Su partido, la Liga Musulmana de Pakistán- Nawaz (PML-N), se sumó la semana pasada al boicot electoral como protesta por el estado de emergencia impuesto hace un mes.

Poder judicial servil 

El portavoz de Sharif, Ahsan Iqbal, subrayó que la decisión  forma parte del plan de Musharraf para amañar las elecciones del próximo 8 de enero. "(El rechazo de su candidatura) demuestra que sin un poder judicial independiente no puede haber elecciones libres", dijo en Lahore.

Los movimientos prodemocráticos criticaron a la también candidata y ex primera ministra, Benazir Bhutto, porque no condenó la decisión. "Bhutto se sentirá ahora fortalecida ya que tiene menos competencia. Es difícil que deje pasar esta oportunidad para volver al poder porque sabe que no podría ganar en un campo de juego limpio", denunció por correo electrónico la periodista Najma Sadeque.

Bhutto lidera el Partido Popular de Pakistán (PPP), la fuerza política más votada. Sharif se desplazó ayer a Islamabad para pedir a Bhutto que se sume al boicot electoral. El PPP y el islamista Jamiat Ulema Islam (JUI) son los únicos partidos opositores con representación parlamentaria que han confirmado su participación en los
comicios.