Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Los chimpancés recuerdan mejor los números que los humanos

En la Universidad de Kioto han descubierto que los simios más jovencitos poseen una memoria numérica sobrehumana.

JAVIER YANES ·03/12/2007 - 20:57h

Un chimpancé. THOMAS LERSCH

Si hace unos días los científicos atribuían a los chimpancés salvajes habilidades tradicionalmente humanas, como la caza con armas y la recolección de raíces comestibles, un nuevo estudio, publicado en Current Biology, propina otro aldabonazo al orgullo de especie del Homo sapiens.

Investigadores de la Universidad de Kioto (Japón) demuestran que los simios más jovencitos poseen una memoria numérica que los científicos no dudan en calificar de “extraordinaria” y, cabría añadir, sobrehumana.

El experimento diseñado por Tetsuro Matsuzawa y sus colaboradores consistió en someter a un test de recuerdo numérico a estudiantes universitarios y a parejas de chimpancés formadas por madre e hijo.

En el caso de los simios, previamente se les había instruido en la numeración arábiga del 1 al 9. Según precisan los científicos, una de las madres, de nombre Ai, fue el primer chimpancé que aprendió a etiquetar conjuntos de objetos con su número correspondiente.

A los sujetos se les presentaba una pantalla táctil con números desordenados. A continuación los dígitos desaparecían y los sujetos debían recordar, tocando el monitor, qué lugar ocupaba cada uno.

El sorprendente resultado es que tanto los universitarios como las mamás chimpancés fueron superados por los niños simios, de unos cinco años de edad. Cabe reseñar al respecto que los chimpancés pueden vivir unos 60 años en cautividad (es notable el ejemplo de la auténtica mona Chita de las películas de Tarzán, que en 2007 ha cumplido 75 años).

Aún más curioso resulta que, al contrario que en los humanos, los aciertos de los simios no dependían del aumento en el tiempo de exposición a la pantalla con los números. Los científicos hablan de memoria fotográfica, una cualidad presente también en muchos niños humanos y que se pierde con la edad.