Lunes, 3 de Diciembre de 2007

El nuevo primer ministro mete a Australia en Kioto

AGENCIAS ·03/12/2007 - 21:46h

El nuevo primer ministro australiano no ha tardado en cumplir su promesa. El laborista Kevin Rudd asumió ayer el Gobierno de su país tras ganar las elecciones del 24 de noviembre y su primera medida ha sido la ratificación del Protocolo de Kioto. "Es el primer acto oficial del nuevo Gobierno australiano y demuestra nuestro compromiso hacia la corrección del cambio climático", declaró Rudd tras firmar el documento. El paso dado por el nuevo Ejecutivo supone un giro de 180 grados a la política del país.

Entre 1995 y 2005, Australia fue el país que más gases de efecto invernadero emitió per cápita en el mundo desarrollado. El Gobierno de Rudd quiere fijarse el objetivo de reducir sus emisiones en un 60% respecto a los niveles de 2000 antes de 2050.

El nuevo primer ministro ha manifestado asimismo su deseo de trabajar para que antes de 2020 un 20% de la energía producida en Australia provenga de fuentes de energía renovables.

El Gobierno anterior del conservador John Howard firmó el Protocolo de Kioto en diciembre de 1997, pero luego se negó a ratificarlo. El entonces primer ministro alegó que la negativa de Estados Unidos a firmar el compromiso de reducción de gases de efecto invernadero significaba que el acuerdo no tendría nunca efectos reales. Tras la ratificación, Australia será miembro de pleno derecho del Protocolo a finales de marzo de 2008.