Lunes, 3 de Diciembre de 2007

CDU aprueba el programa en un congreso sin fisuras en torno liderazgo de Merkel

EFE ·03/12/2007 - 13:49h

EFE - La cancillera alemana y presidenta del partido Unión Cristianodemócrata Alemana (CDU), Angela Merkel, es fotografiada después de su discurso durante el XXI congreso ordinario de la formación, en Hanover, Alemania, hoy lunes 03 de diciembre.

La Unión Cristianodemócrata Alemana (CDU) aprobó hoy su nuevo programa, en un congreso sin fisuras marcado por la proclamación de su presidenta y canciller, Angela Merkel, y el principio de que sólo esa formación ocupa el espacio político del centro.

Los mil delegados, reunidos en Hannover, dieron el visto bueno casi por unanimidad al programa, el tercero de esa formación, después de que Merkel expusiera las líneas de una moción destinada a tomar distancia respecto al co-gubernamental Partido Socialdemócrata (SPD).

"Nosotros y sólo nosotros somos el centro. Donde nosotros estamos está el centro", dijo la canciller, para quien el SPD ha quedado desplazado de la ambición asumida en tiempos de Gerhard Schröder de convertirse en "nuevo centro".

Merkel acusó a sus socios de gobierno de haber dado un giro hacia el socialismo, por haber adoptado ese término de nuevo en su programa, aprobado el pasado octubre.

"El socialismo ha hecho ya suficiente daño a este país. No queremos más socialismo (...) El socialismo acaba en totalitarismo, se quiera o no", remató Merkel, crecida en territorio de la extinta República Democrática Alemana (RDA).

Con ello marcó distancias respecto al SPD, lo que se considera el pistoletazo de salida electoral tanto hacia los comicios en tres "länder" del próximo año como en las generales de 2009, el congreso se enfrascó en la discusión sobre el propio programa.

El texto es fruto de dos años de debates y había sido ya ampliamente debatido en congresos regionales.

Se trata del tercer programa de la CDU, desde los aprobados en 1978 y en 1994, ya que los anteriores textos, de 1947 y de 1953, tenían carácter electoral y no fijaban las esencias de la formación.

El partido se define ahí como una formación de centro, de raíces conservadoras, cristiano sociales y liberales, formado bajo los principios de la libertad, la solidaridad y la justicia.

Se reconoce como partido patriótico, que toma plena consciencia del pasado del país y la responsabilidad ante el futuro, e identifica su bandera y el himno como símbolos democráticos.

Asimismo, se reconoce un partido que fomenta la integración de los inmigrantes y de sus hijos en su sociedad, desde el principio de la igualdad de derechos y al mismo tiempo de la identificación con el país.

Ello implica el reconocimiento de la cultura de referencia alemana, de acuerdo a su esencia cultural e historia.

Reconoce la familia como núcleo de la sociedad, apunta que la decisión a favor, o no, de la familia y los hijos es libre y que la CDU respeta otras formas de convivencia, fuera del matrimonio.

Rechaza, sin embargo, la plena equiparación de esas otras formas con una pareja entre un hombre y un mujer y es contraria a la adopción de hijos por homosexuales.