Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Zapatero pide al PSOE prudencia para no obstruir un posible proceso para ilegalizar ANV

EFE ·03/12/2007 - 11:37h

EFE - El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha insistido hoy en que el Gobierno instará a la ilegalización de ANV cuando se tengan pruebas de que esta formación está en el ámbito de ETA.

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha transmitido hoy al partido su clara determinación de enfrentarse a ETA y ha pedido prudencia a la hora de responder a las peticiones de ilegalización de ANV para no entorpecer un posible proceso contra la formación.

Zapatero ha presidido hoy la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE cuyo orden del día ha estado marcado por el atentado perpetrado por ETA el pasado sábado en el suroeste de Francia, en el que murió un guardia civil y otro agente resultó herido de gravedad.

El presidente del Gobierno ha mostrado una indignación muy controlada ante el atentado y sobre todo una determinación muy clara de luchar y derrotar al terrorismo, según explicaron a Efe fuentes próximas a la reunión.

Zapatero y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, han informado a la Ejecutiva del curso de las investigaciones sobre el atentado, y han reiterado que se está intensificando la persecución de los etarras.

Respecto a las peticiones para instar a la Fiscalía General del Estado a ilegalizar a ANV, Zapatero ha reclamado a la dirección socialista prudencia y avanzar paso a paso, ya que "el aliento lo tienen encima", pero hay que evitar perjudicar un posible proceso, si procede.

Los miembros de la Ejecutiva, por su parte, coincidieron en valorar el acuerdo alcanzado por la totalidad de los grupos parlamentarios en la reunión que mantuvieron el sábado tras el atentado, en la que convocaron una concentración en repulsa por el ataque que se celebrará mañana en Madrid.

Además, muchos expresaron su satisfacción por este primer paso de unidad en la lucha contra el terrorismo en mucho tiempo.

Si bien la dirección socialista dedicó la práctica totalidad de su reunión a analizar el último atentado de ETA, también hubo referencias a otras cuestiones como la manifestación que se celebró el sábado en Barcelona en protesta por la situación de las infraestructuras.