Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Fernando Vallejo arremete contra la Iglesia Católica en su última obra

EFE ·03/12/2007 - 19:59h

EFE - El escritor colombiano Fernando Vallejo en Bogotá (Colombia).

El escritor colombiano Fernando Vallejo acaba de publicar en España su última obra, "La Puta de Babilonia", en la que arremete sin piedad contra la Iglesia Católica, a la que considera "una empresa criminal disfrazada de religión".

Con ocasión de la publicación de su libro por Seix-Barral, Vallejo, que reside desde hace años en México, respondió por escrito a unas preguntas de Efe sobre los argumentos que expone en este trabajo, que le costó "algo así" como dos años de investigación ayudado por los motores de búsqueda de Internet.

"Con sólo pulsar un botón", dice Vallejo, Internet ofrece "un chorro de información que antes nos habría costado reunir una vida".

"La Puta de Babilonia" es un libro con el que Vallejo ha querido "cobrarle cuentas pendientes" a la Iglesia y le dedica una andanada de cien adjetivos, como "inquisidora", "cazadora de herencias", "embaucadora", "oscurantista" o "impostora".

A lo largo de 317 páginas, el escritor colombiano -de quien es conocida su postura contraria a la procreación y su defensa a ultranza de los animales- narra el "voluminoso sumario de crímenes" cometidos por los papas, desde Inocencio III hasta Juan Pablo II, las persecuciones y los asesinatos de la Inquisición.

Con su implacable prosa habitual, Vallejo cita documentos para poner en duda las inexactitudes e incongruencias de los evangelios, "que son -dice- como las novelas: mentira, fantasía, imaginación, ficción, invento".

Toda la información sobre tales hechos "está al alcance de la mano, en las hemerotecas y en el Internet, pero no hay peor ciego que el que no quiere ver", dice el escritor, que en 2001 anunció que no volvería a España mientras se le exigiera visa de entrada a los ciudadanos colombianos.

A una pregunta sobre los argumentos que utiliza para exponer todos esos extremos, Vallejo asegura que sólo durante los 26 años del pontificado de Juan Pablo II la población mundial pasó de 4.300 a 6.500 millones de personas.

"Nadie como él, con su prédica irresponsable contra el control de la natalidad, es tan culpable de este aumento. Nunca habíamos estado tan al borde del desastre", dice el escritor.

Vallejo recuerda cómo la semana pasada el secretario del Consejo Pontificio para los Inmigrantes, Agostino Marchetto, denunció que unos mil millones de personas carecen de techo y que cada día mueren por desnutrición y falta de higiene 50.000 personas, sobre todo mujeres y niños de África, Asia y América Latina.

Lugares por donde "justamente anduvo Wojtyla azuzando la paridera", agrega Vallejo.

La Iglesia es "la primera responsable del inmenso desastre" que es hoy Latinoamérica, "un continente tan perdido como África", asegura el escritor colombiano.