Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Johnny Hallyday se va... pero sólo de los grandes estadios

EFE ·03/12/2007 - 19:53h

EFE - El cantante francés, Johnny Hallyday, canta durante una presentación en Bruselas (Bélgica).

El cantante francés Johnny Hallyday promete dejar los grandes escenarios en 2009, a los 66 años, con medio siglo de giras a sus espaldas, "harto de las habitaciones de los hoteles" pero, ante todo, pensando en el público "porque algún día había que hacerlo".

Venía adelantando en cierta forma la noticia desde hace unos días, con unos carteles en las grandes ciudades francesas donde se le veía de espaldas, junto a la inscripción "M'arrêter là" (Pararme ahí).

Lo confirmó anoche el interesado, en el telediario del primer canal francés, TF1, y lo corroboró hoy en el diario "Le Parisien".

Después, sólo actuará "para cosas excepcionales"; pero "la carretera terminó", aseguró al rotativo un Johnny algo demacrado, más que delgado, serio y elegantemente trajeado de gris plata, con una delgada corbata negra, sujeta con una aguja pero con el primer botón del cuello de la camisa gris perla desabrochado, y vistosos anillos con calaveras en un par de dedos.

"Cuando empiezan a necesitarse inyecciones de cortisona y hay que tener cuidado todo el tiempo con la garganta para poder cantar, hay que saber tomar una decisión", añadió el legendario rockero, quien se considera "un viejo 'cow-boy' cansado de su caballo y del desierto".

Por supuesto no se irá del todo, entre otras razones porque no puede quedarse "sin hacer nada", por lo que piensa seguir en contacto con su público gracias al cine y sus futuras creaciones discográficas.

La última, "Le Coeur d'un homme" (El corazón de un hombre), se convirtió en un rotundo éxito nada más salir al mercado, el pasado 12 de noviembre.

Hallyday -tan popular en Francia que se le perdona todo, hasta que haya querido hacerse belga y, finalmente, haya abandonado el país y fijado su residencia en Suiza para pagar menos impuestos- reconoció que pensaba en dejar las giras "desde hacía tiempo".

El hecho de que en 2009 se cumplan "exactamente 50 años desde que está en las carreteras" le condujo a pensar que era el momento idóneo.

"Hay que parar mientras uno está bien, por respeto al público", recalcó el cantante, que no quiere encontrarse sobre el podium a los 80 años, como Frank Sinatra, quien "pese a su inmenso talento" resultaba decepcionante.

Su última gira debutará en el Estadio de Francia los días 29 y 30 de mayo de 2009, antes de seguir por las grandes ciudades de Francia.

Como hicieron los Rolling Stones, "cuando se pueda", habrá un espectáculo al día siguiente en una sala más intimista, en el que el legendario rockero francés se entregará -como en su último disco- a un repertorio de blues.

Este último ciclo de espectáculos le llevará también a cantar en el extranjero para UNICEF, en Madagascar, Isla Mauricio y en Hanoi (Vietnam), donde financia un orfelinato, pues es allí donde "fue a buscar a Jade" (su hija).