Martes, 4 de Diciembre de 2007

Una internauta española, entre las 35 directivas más importantes del mundo

La directora de Yahoo Iberia, Noelia Fernández, comenta cómo vivió los comienzos de la Red

BLANCA SALVATIERRA ·04/12/2007 - 08:20h

Noelia Fernández, en un Momento de la entrevista realizada en Madrid. /ÁNGEL MARTÍNEZ

Tras una charla con Noelia Fernández, directora de Yahoo Iberia, una de las mayores multinacionales de Internet, se tiene la sensación de que con tesón se puede lograr cualquier cosa. Se embarcó en Yahoo en 1998, con 25 años, cuando aún se desconocía el potencial de Internet. Periodista y emprendedora, acaba de recibir el galardón 35 under 35 de la revista internacional World Business, que reconoce la trayectoria profesional de directivas menores de 35 años que ejercen en diferentes sectores. Para ella, el premio es sobre todo un reflejo del poder que ha adquirido Internet en la sociedad, aunque reconoce que su primera reacción fue abrumarse.

Cuando se le pregunta si una mujer lo tiene más difícil para recibir un cierto grado de reconocimiento, Fernández lo niega. "Como somos una minoría, sí existe discriminación positiva. Pero creo que viene bien, porque hay que estimular a las mujeres para que se lancen a desarrollar sus
proyectos", aclara.

Fernández empezó en Internet montando su propia empresa, una consultora de comunicaciones que pretendía ayudar a la empresas a realizar la migración a Internet. Mientras trabajaba como profesora en la Universidad de Navarra, Yahoo se puso en contacto con ella. La multinacional no tenía delegación en España y, según sus palabras, "buscaba un perfil de emprendedor con criterio editorial". Pese a lo que pueda imaginarse, los comienzos de Yahoo en España no fueron en una gran oficina con decenas de empleados. "Éramos tres personas: una comercial, una financiera y yo", recuerda.

Contratada en septiembre de 1998, lanzó el portal tres meses después. "En la oficina, sólo había una mesa y tres sillas", dice. Pese al cargo, al principio hacía de todo, "desde escribir titulares y colocar los temas en portada hasta negociar los contratos", detalla.

La crisis de las ‘puntocom'
Desde Yahoo, vivió la crisis de las llamadas puntocom a partir de 1999, empresas que recibieron inversiones millonarias para crecer en Internet y que con el tiempo se hundieron estrepitosamente. Para Fernández, se trataba de algo que se veía venir: "Llegaban proyectos que no tenían sentido del todo, descabellados y con mucho dinero de por medio".Con la creencia de que esa situación de crisis no se va a repetir, porque hay más moderación, Fernández mantiene que de hecho "hay exceso de prudencia" y que las apuestas que se hacen ahora por los nuevos proyectos son muy escasos. "En España, hay muy buenas ideas que no ven la luz o que tienen que marcharse fuera para conseguir capital", matiza.

La competencia con Google
Desde fuera, más allá de la competencia entre buscadores, la pugna entre Yahoo, Google y Microsoft por lanzar servicios que se adapten a las necesidades del usuario parece encarnizada. Noelia mantiene que el crecimiento de los servicios de Google no ha dañado a Yahoo. Según su teoría, "que el mercado se desarrolle es beneficioso para todos".

Aunque sí reconoce que debido a la competencia se han tenido que acortar los plazos de desarrollo de nuevos productos, también mantiene que actuar de una manera reactiva no es sencillo. "Si un competidor aumenta la capacidad de su correo no es algo a lo que podamos reaccionar en pocos meses", matiza. "Mi reto no es qué porcentaje de usuarios me está quitando mi competidor, sino cómo conseguir que los usuarios escojan mi producto", añade.

En cuanto al mercado de búsquedas en la Web, Noelia es consciente de que hay mucho conocimiento que no se está capturando desde los buscadores tradicionales. Por ello, cree que el futuro de las búsquedas pasa por cambiar la manera en la que se desarrolla el clásico buscador algorítmico.

Claramente influenciada por el concepto de la web 2.0, mantiene que "es imprescindible que en los resultados de las búsquedas aflore también el conocimiento de la gente", mediante pautas. "El contexto de una búsqueda puede ofrecer más información que la palabra clave", afirma desvelando la estrategia de la compañía sobre este tema.

Respecto a los casos de los disidentes chinos encarcelados por los datos facilitados por Yahoo en su país, Noelia se muestra cauta. Mide más sus palabras y sostiene que "los beneficios que Yahoo aporta a la sociedad china" pesan más en la balanza que "los casos desafortunados". Y precisa: "Por los que ya hemos pedido disculpas". Aún así, Fernández matiza que este problema no afecta sólo a Yahoo, sino también a todos los actores de cualquier empresa que quiere operar en China, y que tiene que circunscribirse por tanto a las leyes nacionales.

A la caza de los navegantes
Google ha revolucionado el mercado de las búsquedas mundiales. Comenzó cuando Yahoo ya era una de las grandes de la Red y, poco a poco, le arrebató parte del mercado. Actualmente, Google y Yahoo, con un 57% y 23,7%, respectivamente, de cuota de búsquedas en EEUU, según datos de la consultora ComScore, compiten de diferentes formas para convertirse en la puerta de entrada a Internet para millones de usuarios. Mientras que Google parece apostar por el lanzamiento de nuevas utilidades reflejo del mundo off-line, Yahoo incorpora a su portal nuevos servicios participativos, a la vez que desarrolla opciones de búsqueda más centradas en el usuario, como ‘Yahoo Respuestas'.