Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Del debate sobre los 'cuatro fantásticos' a la salvación de Bojan

El Barça, con Eto'o lessionado, Henry renqueante y Ronaldinho desaparecido, se ha tenido que encomendar al descaro de Bojan y el liderazgo prematuro de Messi.

AGENCIAS ·03/12/2007 - 17:29h

EFE - Henry, Messi y Bojan celebran juntos un gol del Barcelona.

Cumplidos los tres primeros meses de competición liguera, el Barcelona ha pasado de vivir inmerso en el debate sobre la titularidad de los llamados 'cuatro fantásticos' -Henry, Messi, Ronaldinho y Eto'o- a encomendarse al rendimiento de un delantero de la casa, Bojan Krkic, una de las grandes revelaciones de la temporada.

El equipo azulgrana comenzó la temporada deslumbrado por su propio potencial. Los nombres auguraban grandes éxitos. El frente de ataque se comparó al de los grandes equipos de la historia: la llegada de Henry, junto a Messi, Ronaldinho y Eto'o, convirtió al Barcelona en un equipo a la altura del Brasil de 1970 o de la naranja mecánica holandesa, según algunos analistas.

¿Cambio generacional? 

Tres meses después, nada queda de aquel debate. Las lesiones y el rendimiento por debajo de lo esperado han transformado una delantera de ensueño en una terna de jugadores de la cantera -Messi, Iniesta y Bojan- llamada a sostener al equipo en los peores momentos. El primero en desaparecer del grupo de los fantásticos fue Samuel Eto'o.

El camerunés se lesionó en el Gamper, el pasado 29 de agosto. Desde entonces, no ha vuelto a jugar, aunque su reaparición está a la vuelta de la esquina. Podría regresar incluso el próximo domingo, recuperado ya de la rotura parcial del tendón del recto anterior de la pierna derecha que le ha dejado fuera de combate durante tres meses.

También Ronaldinho, auténtico líder del equipo en temporadas anteriores, se ha ausentado durante algunos partidos por culpa de una lesión muscular. Pero su gran problema no pasa por la enfermería, sino por sus prestaciones, tan debajo de lo esperado que por vez primera en la Liga, fue suplente.

Ocurrió en Montjuïc frente al Espanyol (1-1), una imagen interpretada como símbolo del cambio de liderazgo en el equipo. El brasileño ya es el undécimo jugador de la plantilla en cuanto a minutos de juego en el campeonato doméstico; y la nueva referencia azulgrana es Messi, cuyo cambio de ritmo es, a día de hoy, el mejor argumento ofensivo del equipo.

Es precisamente el argentino el único de los 'cuatro fantásticos' que sale indemne del repaso al primer tercio de la temporada. Es el máximo goleador del equipo con 12 tantos (8 en Liga y 4 en Champions), y del campeonato de Liga junto a Raúl (Real Madrid) y Luis Fabiano (Sevilla). Sólo se ha perdido un partido de Liga, por unas molestias musculares tras jugar con su selección y es el sexto jugador con más minutos en Liga.

Henry no termina de adaptarse

La afición, en cambio, continúa a la espera de Henry. La confirmación de que estará al menos quince días de baja por una discopatía vertebral es el último capítulo de una trayectoria demasiado irregular durante sus primeros partidos como barcelonista.

El francés, llegado en verano como el fichaje más deslumbrante de la Liga a cambio de 24 millones de euros, viejo objeto de deseo de la directiva, ha firmado cinco goles en 12 partidos de Liga (tres en el campo del Levante) y dos en la Liga de Campeones.

Pese a su contrastada calidad, aún existen dudas sobre la adaptación de Henry al Barcelona. Sus problemas físicos no le han ayudado a rendir al máximo, y tampoco la filosofía del juego azulgrana, más elaborado que el del Arsenal. En Londres, Henry era la única referencia en ataque, lo que le permitía moverse con libertad por todo el frente de ataque. En Barcelona está obligado a compartir espacios y jerarquía con otros jugadores de talla mundial.

Bojan explota pese a su juventud 

Desde un discreto segundo plano, la llegada de Bojan ha servido para olvidar la etiqueta de los 'cuatro fantásticos', una expresión que ya forma parte del pasado del club. Bojan, en cambio, representa el futuro. A sus 17 años, el delantero de Linyola (Lleida) colecciona elogios: no es especialmente rápido, ni potente ni técnico, pero ha demostrado un instinto especial para el gol, una extraordinaria lectura del juego y un suave aterrizaje en la elite que recuerda al de otros ilustres precoces.

El club intenta protegerle del acoso mediático, al tiempo que Bojan crece como futbolista hasta el punto de convertirse en el delantero centro titular, un puesto reservado casi en exclusiva para los extranjeros en Can Barça.

Por el momento, las sensaciones que transmite están por encima de sus cifras (2 goles en siete partidos de Liga, sólo tres como titular) y para algunos su irrupción representa, al fin y al cabo, el triunfo de la coherencia futbolística por encima de la celebridad de los 'fantásticos'.

Noticias Relacionadas