Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Mueren catorce personas en varios ataques rebeldes en Nínive y Salahedin

EFE ·03/12/2007 - 09:55h

EFE - Un iraquí muestra el cadaver de un niño ante los cuerpos de otros civiles muertos presuntamente a manos de la insurgencia durante un funeral en Nayaf, Irak ayer, domingo 2 de diciembre de 2007. Presuntos militantes de Al-Qaeda atacaron una población chiíta al norte de Bagdad, mataron a 12 civiles y secuestraron a 35.

Al menos catorce personas, entre ellas nueve supuestos insurgentes, murieron hoy en varios ataques rebeldes en las provincias iraquíes de Nínive y Salahedin, informaron fuentes policiales.

El director del centro de operaciones de la policía de Nínive, Abel Karim Al Yaburi, dijo que cuatro agentes iraquíes perdieron la vida en enfrentamientos con un grupo de hombres armados en el barrio de Somar, en el de sur Mosul, capital de esa provincia.

Los combates, en los que otros dos uniformados sufrieron heridas, fueron intensos y estallaron cuando un grupo armado asaltó una patrulla policial.

Una unidad militar de EEUU que pasaba por el lugar en el que se produjo la emboscada acudió en ayuda de la policía iraquí y mató a siete insurgentes.

En la provincia de Salahedin, dos rebeldes resultaron muertos y dos soldados heridos en un enfrentamiento entre el Ejército iraquí y un grupo insurgente en la zona de Al Hayash, 250 kilómetros al norte de Bagdad.

Las fuentes explicaron que los dos insurgentes muertos llevaban cinturones cargados de explosivos y que los soldados tomaban parte en una ofensiva militar.

En otro suceso, el director de una escuela, Ibrahim Jalil Ibrahim, murió a causa de los disparos de hombres armados cuando viajaba en su vehículo en el barrio Al Muamidin, en el centro de la ciudad de Samarra, 120 kilómetros al norte de Bagdad.

Por otro lado, la policía informó del hallazgo de dos cadáveres en el barrio de Al Mizaq, en el sureste de Mosul.

Los cuerpos, que presentaban las manos atadas, los ojos vendados y varios impactos de bala, fueron llevados al depósito para proceder a su identificación.

Además, seis rebeldes murieron y otros ocho fueron detenidos en los enfrentamientos librados anoche entre el ejército y grupos armados en varios puntos al oeste de Mosul.