Archivo de Público
Viernes, 24 de Julio de 2009

La Policía francesa detiene al ex presidente de Polinesia

El senador, próximo a Chirac, es investigado por corrupción

ANDRÉS PÉREZ ·24/07/2009 - 22:30h

AFP - Jacques Chirac y el ex presidente de la Polinesia, Gaston Flosse, en 2003.

La Policía francesa mantenía este viernes en detención provisional al senador conservador Gaston Flosse, ex número uno de Polinesia francesa y hombre de confianza del ex presidenteJacques Chirac.

Flosse, de 78 años y presidente de la Polinesia, está acusado de corrupción en el marco de una investigación sobre la malversación de 1,5 millones de euros en la Oficina de Correos y Telecomunica-ciones de la colonia francesa.

"No tengo ninguna intención de sustraerme a la acción de la Justicia. Acudiré a la cita con el juez", dijo Flosse en declaraciones a la emisora RTL.

Para que el arresto fuera posible, tuvo que votarse en el Senado hace unos días el levantamiento de la inmunidad parlamentaria del senador, una votación imposible de sacar adelante sin los votos de los senadores sarkozystas.

Un sistema neocolonial

El acta de levantamiento de inmunidad autoriza la actual detención sólo durante 48 horas y pospone, de momento, la posibilidad de aceptar una prisión preventiva del senador.

El íntimo de Jacques Chirac y antiguo miembro del partido de Sarkozy, la Unión por un Movimiento Popular, es el máximo exponente del sistema neocolonial francés que impera en los territorios de ultramar. Dejó que creciera la dependencia del territorio, combatió toda corriente independentista y aceptó que en dos de las islas se realizaran ensayos nucleares militares.

A decir de sus detractores, llegó incluso a convertir el territorio en una neocolonia con fines aún más oscuros. El pasado febrero fue condenado a un año de prisión con indulto y a un año de inhabilitación por desvío de fondos públicos.

También ha sido citado como probable intermediario de una cuenta bancaria secreta que Jacques Chirac habría tenido en un banco japonés. La Fiscalía de París instruye este caso desde 2000, y un periodista que investigó los vínculos entre Flosse y Chirac fue asesinado en 1997.

La investigación del juez Philippe Stelmach trata de buscar a los responsables de la malversación de bienes públicos y la corrupción registrada en la Oficina de Correos y Telecomunicaciones.

El proceso fue abierto después de que el Tribunal Territorial de Cuentas denunciara en un informe de 2008 las condiciones de adjudicación de ciertos contratos y reprochara a la Oficina el haber hecho gala de una "pasividad sospechosa". Cinco personas están en detención provisional en relación con el caso.