Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Consenso de los seis para elaborar una nueva resolución de sanciones contra Irán

EFE ·03/12/2007 - 12:21h

EFE - El presidente iraní, Mahmoud Ahmadineyad.

Alemania, Francia, Reino Unido, China, Estados Unidos y Rusia están de acuerdo en elaborar una nueva resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU con sanciones a Irán por su negativa a suspender el enriquecimiento de uranio, indicó hoy la portavoz del Ministerio francés de Exteriores, Pascale Andréani.

Representantes del llamado grupo de los Seis consiguieron un "consenso" en un encuentro que celebraron el pasado sábado en París para trabajar en una nueva resolución de sanciones contra Teherán, con vistas a presentar el texto en el Consejo de Seguridad de la ONU "en las próximas semanas", señaló la portavoz.

Según informa hoy el vespertino francés "Le Monde", la diplomacia francesa ve en el consenso entre los Seis un cambio de actitud de China, reticente hasta ahora a la imposición de nuevas sanciones a Irán, país del que procede el 17 por ciento del petróleo que importa.

A cambio, Pekín habrá obtenido de los occidentales, principales impulsores del proyecto, unas sanciones "diluidas", indica.

Las nuevas sanciones pueden limitarse, según "Le Monde", a la extensión de las listas de entidades e individuos iraníes que ya son blanco de medidas votadas en el pasado por el Consejo de Seguridad de la ONU (congelación de cuentas, restricción de viajes).

China y Moscú aceptaron el principio de nuevas medidas ante la actitud inmovilista de Teherán, puesta de manifiesto en la reunión que mantuvieron el pasado viernes en Londres el Alto Representante de Política Exterior y Seguridad de la Unión Europea (UE), Javier Solana, y el nuevo negociador iraní en materia nuclear, Sayed Yalili.

Si Solana calificó el encuentro de "decepcionante" al término del mismo, una fuente diplomática francesa citada por "Le Monde" lo consideró "desastroso", puesto que Yalili declaró enterrado todo lo que había propuesto su antecesor en el cargo, el dimitido Alí Larijani, durante meses de contactos, y dijo que había que volver a empezar "desde cero".

En este contexto, siempre según "Le Monde", Moscú y Pekín tenían difícil mantener su oposición a nuevas sanciones, por lo que pelearon porque éstas fueran limitadas.