Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Blanco avisa a ANV de que "quien no condena el atentado está hoy peor que ayer"

EFE ·03/12/2007 - 11:37h

EFE - El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha insistido hoy en que el Gobierno instará a la ilegalización de ANV cuando se tengan pruebas de que esta formación está en el ámbito de ETA.

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha afirmado hoy que los Cuerpos de Seguridad del Estado llevan tiempo recogiendo información de ANV para que los tribunales determinen si procede su ilegalización, y ha avisado a la formación de que "quien no condena un atentado está hoy peor que ayer".

Así lo ha asegurado Blanco durante una rueda de prensa posterior a la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del partido, que hoy se ha centrado casi de manera exclusiva en analizar el atentado que el pasado sábado acabó con la vida de un guardia civil y dejó a otro herido de gravedad en el suroeste de Francia.

El número dos socialista ha asegurado que "desde el principio, no ahora", las fuerzas de seguridad hacen acopio de información sobre ANV para entregarla a la Fiscalía General del Estado y a la Abogacía del Estado, que son quienes, en su caso, deben presentarlas a los tribunales y, de acuerdo con la ley, éstos determinarán si procede su ilegalización.

"Una organización, para presentarse a unas elecciones, tiene que cumplir con la ley", ha insistido Blanco, antes de apuntar que el PSOE no puede interferir en el proceso de ilegalización y de avisar a ETA que con sus atentados "nunca va a conseguir doblegar" a la democracia, porque ésta cuenta con dos poderosos instrumentos para derrotarla: la unidad de los demócratas y la fuerza del Estado de Derecho.

En este sentido, ha advertido a la banda de que con estos actos "ruines e inútiles" no va a lograr nada, "salvo la cárcel", como lo demuestran varias décadas de terrorismo criminal en los que "no ha conseguido ni uno solo de sus objetivos políticos".

Por otro lado, preguntado por el apoyo expresado por el PP hacia el Gobierno, Blanco ha considerado que esta formación "ha hecho lo que le corresponde hacer a un partido democrático en una circunstancia como ésta", y se ha comprometido a tratar de "preservar esta unidad que nunca se tenía que haber quebrado en la lucha contra el terrorismo".

"El PSOE hará todo lo que esté al alcance de su mano para garantizar la unidad de todas las fuerzas políticas democráticas frente al terrorismo", ha insistido, antes de valorar el apoyo del PP al Gobierno y al comunicado conjunto consensuado en el Congreso el sábado entre todos los grupos parlamentarios, representantes empresariales y sindicatos, que fue "la máxima expresión de unidad política y social frente al terrorismo desde hace años".

Por eso ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que acudan mañana a la concentración convocada a raíz de aquella reunión, y que se celebrará en la Puerta de Alcalá de Madrid.

"Queremos que la concentración sea un momento de serenidad cívica, de firmeza democrática y de unidad de toda la gente de bien frente a la violencia estéril de unos pocos asesinos; mañana todos hablaremos con una misma voz, la de la paz, de la libertad, para acabar con ETA", ha dicho Blanco, antes de anunciar que José Luis Rodríguez Zapatero no acudirá a la misma como no lo ha hecho -ha recordado- en otras ocasiones, como tras el atentado de la T-4.

Preguntado por su opinión ante el anuncio de la AVT de que no asistirá, Blanco se ha mostrado respetuoso aunque ha lamentado que una convocatoria "que surge de la unidad de las fuerzas políticas" no cuente con esta asociación.

Blanco ha reiterado su solidaridad y cariño hacia las familias de los dos agentes, a quienes ha asegurado que pese a que nadie puede compensar la pérdida, "saben que otros continuarán con su noble tarea hasta conseguir detener a los asesinos y hacer que paguen por su crimen".

Finalmente, y respecto a los insultos que han recibido algunos dirigentes socialistas en la concentración convocada por la FEMP hoy a mediodía ante la Alcaldía de Madrid, Blanco ha lamentado que se den descalificaciones e insultos, que "ponen en evidencia a quien los promueve".