Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Miles de ciudadanos en las concentraciones, empañadas por los abucheos al Gobierno

EFE ·03/12/2007 - 13:53h

EFE - Miembros del Congreso se concentran en silencio ante las puertas de la Cámara baja para condenar el atentado perpetrado por ETA contra dos guardias civiles en Francia.

Miles de personas han secundado hoy las concentraciones silenciosas convocadas por la FEMP ante los ayuntamientos en contra del atentado de ETA, que en Madrid, Barcelona, Zaragoza y algunas ciudades andaluzas estuvieron empañadas por abucheos y peticiones de dimisión al Gobierno.

La FEMP había llamado a concentrarse y guardar cinco minutos de silencio a las puertas de los consistorios a las 12.00 horas en repulsa por el atentado de ETA que costó la vida al guardia civil Raúl Centeno e hirió gravemente a Fernando Trapero.

En Madrid, en la plaza de Cibeles, decenas de personas, algunas de ellas con banderas de España, pidieron la dimisión del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, y de su ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, e insultaron a los concejales socialistas y al diputado Álvaro Cuesta.

A la concentración asistieron dirigentes nacionales del PP, que fueron aplaudidos, al igual que los representantes municipales del PP, con el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón a la cabeza.