Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Las instituciones catalanas guardan cinco minutos silencio en condena por el atentado

EFE ·03/12/2007 - 15:07h

EFE - Ciudadanos y representantes institucionales, durante la concentración que tuvo lugar hoy en la Plaza de Sant Jaume de Barcelona como muestra de rechazo al atentado de la banda terrorista ETA que costó la vida a un Guardia Civil y dejó herido de gravedad a otro en el sur de Francia.

Los municipios e instituciones catalanas, entre ellas la Generalitat y el Parlament, han guardado este mediodía cinco minutos de silencio en señal de duelo por el atentado terrorista del pasado sábado en Bayona (Francia), que segó la vida de un agente de la Guardia Civil y dejó a otro en estado de coma profundo.

En la barcelonesa plaza de Sant Jaume, diferentes representantes del gobierno catalán, el Ayuntamiento de Barcelona y de las fuerzas políticas catalanas se han concentrado junto a varios centenares de ciudadanos como repulsa al atentado de ETA.

La máxima representación del ejecutivo catalán ha ido a cargo de su vicepresidente, Josep Lluís Carod-Rovira -el presidente José Montilla está de viaje oficial-, además de los consellers de Interior y Relaciones Institucionales, Joan Saura, y Medio Ambiente, Francesc Baltasar.

También han acudido a la concentración el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, el delegado del Gobierno en Cataluña, Joan Rangel, y líderes políticos como la vicepresidenta del PSC, Manuela de Madre, el presidente del PP catalán, Daniel Sirera -acompañado de toda su ejecutiva-, el secretario general de UDC, Josep Maria Pelegrí, el convergente Xavier Trias, y los ecosocialistas Joan Herrera, Jordi Guillot y Jaume Bosch.

También han estado presentes el cardenal y arzobispo de Barcelona Lluís Martínez Sistach y el representante de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT), Roberto Manrique.

Pese a que las fachadas de la Generalitat y el Ayuntamiento lucían un crespón azul, no han exhibido las banderas a media hasta, un "error", según el conseller Saura, que ha ordenado subsanar posteriormente.

Durante los cinco minutos de silencio, una veintena de manifestantes que portaban banderas españolas han proferido gritos contra el republicano Carod-Rovira y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con gritos de "asesinos", "fascistas" y vivas a España.

A la misma hora, el Parlament ha convocado ante la fachada de su edificio una concentración silenciosa, encabezada por el presidente de la cámara, Ernest Benach, acompañado de los miembros de la Mesa y trabajadores del Parlament.

Asimismo, los trabajadores y cargos electos de la Diputación de Barcelona se han concentrado este mediodía ante la sede de la institución como señal de rechazo contra el atentado de ETA.

Además, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) convocó para hoy al mediodía a una concentración silenciosa de cinco minutos ante los ayuntamientos de toda España.

La Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT), por un lado, y el Foro de Ermua y Gesto por la Paz, por el otro, organizaron ayer sendos actos en Barcelona de repulsa y condena del atentado perpretado el sábado por ETA en el sur de Francia.

ETA mató el pasado sábado al guardia civil Raúl Centeno e hirió de gravedad a su compañero Fernando Trapero tras ser tiroteados en la localidad de Cap Breton, en el suroeste de Francia.