Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Caída abrupta del crudo y temor a la recesión dominan la reunión de la OPEP

EFE ·03/12/2007 - 14:18h

EFE - Un oficial de seguridad y un obrero trabajan en un oleoducto de una refinería del pueblo de Umm Quasar en Basora, Irak, el 22 de noviembre pasado. Los países de la OPEP se reúnen en la 146 conferencia en Abu Dhabi desde el miércoles.

El temor a una eventual recesión en EEUU y la abrupta caída del precio del crudo desde los umbrales de los 100 dólares/barril marcan los debates sobre un eventual aumento de la oferta de la OPEP esta semana en Abu Dhabi.

A dos días de la 146 conferencia (OPEP), todos los ministros del grupo han coincidido, en declaraciones recientes y antes de llegar a Abu Dhabi, en destacar que el mercado está bien abastecido.

Ninguno se ha manifestado abiertamente a favor de un aumento de la cuota de producción, si bien los titulares de Arabia Saudí e Irán han dejado la puerta abierta a un posible incremento de suministros, pedido por EEUU y la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

"Bastante difícil les fue ya mantenerse al margen de esas presiones en la cumbre de Riad (la III Cumbre de la OPEP, el 17 y 19 de noviembre pasados)", opinó Alejandro Barbajosa, experto de Argus Media, semanario especializado en el análisis de precios del petróleo con sede en Londres.

En esa cita, marcada por la vuelta de Ecuador a la OPEP tras 15 años de ausencia, se abordaron solamente estrategias a mediano y largo plazo, y se dejó para el 5 de diciembre el estudio de un posible reajuste de la oferta conjunta.

En declaraciones a Efe en Abu Dhabi, Barbajosa vaticinó que la OPEP optará por elevar su actual cuota de producción en al menos 500.000 bd, pero no más de 700.000 bd.

"Tienen que tener mucho cuidado: (el aumento) tiene que ser suficiente para reducir la presión sobre los precios, para que continúen retrocediendo", sin causar un desplome de los mismos.

"Yo creo que (a Arabia Saudí) cualquier precio por encima de 60-65 le viene bien, no quiere por arriba de 90 dólares porque eso tendría un efecto negativo en la economía", dijo el experto.

En su anterior reunión el 11 de septiembre en Viena, el Consejo de Ministros de la OPEP aprobó un incremento de la cuota en un 5,6 por ciento, desde 25,8 a 27,253 mbd.

El aumento de la oferta real fue sin embargo mucho más moderado -de 500.000 bd-, pues los diez países que participaron en el acuerdo de limitar su bombeo (todos menos Angola e Irak) estaban ya produciendo más de lo estipulado.

Pero la medida, defendida entonces sólo por Arabia Saudí, líder del grupo por ser el mayor exportador mundial de crudo, no logró surtir el efecto deseado de evitar que el precio del crudo rompiera la barrera de los 80 dólares/barril.

El barril de crudo de Texas (WTI), la referencia en EEUU, superó los 80 dólares al día siguiente, 12 de septiembre, y continuó la escalada hasta los umbrales de los 100 dólares.

El 21 de noviembre llegó a venderse puntualmente a 99,29 dólares por barril. Dos días después batió un nuevo récord en su valor de cierre, al terminar a 98,18 dólares/barril en Nueva York. Y luego, en tan sólo una semana, cayó en 9,47 dólares, un 9,6 por ciento.

Fue "la pérdida más grande (abrupta) que hubo jamás", recordó Bill Farren, director de Energía de "Medley Global Advisors, LLC".

"A mí me parece que esto es lo que estará presente" en los participantes de la reunión, dijo este analista, tras inclinarse por vaticinar que no habrá aumento de la oferta, si bien, matizó, "será el precio -su evolución entre hoy y el miércoles- quien lo decida".

Tanto Farren como Barbajosa coincidieron en destacar que sobre esta reunión extraordinaria de la OPEP, la última de 2007, se cierne el temor al incierto impacto que pueda tener en la demanda de crudo y en la coyuntura mundial una eventual recesión en Estados Unidos, causada por la crisis hipotecaria en ese país.

Ya la fuerte depreciación del dólar frente al euro ha despertado mucha preocupación entre los exportadores de crudo, pues esa materia prima cotiza en el billete verde y su debilitamiento merma la capacidad adquisitiva de los ingresos que obtienen.

Según Barbajosa, aunque los mercados están bien abastecidos, de Abu Dhabi saldrá el mensaje de que durante el inminente invierno boreal llegarán barriles adicionales a los mercados.

Debido al tiempo que tardan los fletes de Oriente Medio hacia los principales consumidores, "ahora empieza a llegar al mercado el aumento de 500.000 bd de noviembre", recordó Barbajosa.