Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Retrasos de hasta 23 minutos en la vuelta a la normalidad del Cercanías de Barcelona

Una avería en la señalización de Sants ha provocado retrasos de entre tres y doce minutos en diez trenes de la línea C-2

PÚBLICO.ES / EFE ·03/12/2007 - 13:46h

EFE / TONI GARRIGA - Usuarios de trenes de Cercanías de Barcelona.

Cercanías de Barcelona ha vuelto hoy a la normalidad de los días laborables. Esto parece incluir una avería en la señalización de Sants ha provocado retrasos de entre tres y doce minutos en diez trenes de la línea C-2.  Un convoy que salía de Barcelona con destino Sant Vicenç de Calders, en Tarragona, ha acumulado 23 minutos de demora.

Según ha informado Adif, la incidencia ha ocurrido sobre las 10.30 horas de hoy en el sistema de señalización de la estación de Sants y, según Renfe, la estación ya ha recuperado la normalidad.

Menos usuarios 

Precisamente antes de este incidente, los responsables de Renfe han explicado que las Cercanías han funcionado con normalidad en su primer día laborable tras la recuperación total del servicio, pese a que siguen viajando menos usuarios que antes del pasado día 20 de octubre, cuando un incidente en las línea del AVE provocó la suspensión parcial del servicio.

El director general de Cercanías y Media distancia de Renfe, Javier Pérez, ha dicho, en declaraciones a la prensa, que el servicio se ha desarrollado hoy "con normalidad" pero que la demanda se irá normalizando de forma gradual, a medida que los viajeros vayan comprobando por sí mismos que el servicio se desarrolla de manera habitual.

Aunque, de momento, no se han facilitado las cifras de cuántos viajeros menos han utilizado los trenes -los últimos datos cuantifiaban en unos 15.000 o 20.000 usuarios menos los que usaron el sistema alternativo-, Pérez ha dicho que la "ocupación ha sido bastante alta, casi con cierta normalidad" y no ha habido retrasos para los pasajeros.

Sin embargo, ha reconocido que tras 42 días con un servicio alternativo de transporte, algunas personas han derivado sus hábitos de movilidad hacia otras fórmulas y se necesitará algún tiempo para la recuperación de esta demanda desviada, pero que confía que con un "mantenimiento sostenido de la calidad del servicio y prolongado ya de manera definitiva" se podrá recuperar la demanda normal.

Pérez ha señalado que hasta el mes de enero no se podrá hacer una comparativa en términos homogéneos, porque ahora se entra en período en que el calendario escolar, puentes, vacaciones y exámenes cambia la movilidad habitual de la gente.

La normalidad ha sido la tónica general a primera hora de la mañana, salvo por un incidente que se ha producido en Sant Vicenç de Calders, cuando un problema técnico ha provocado que la puerta de la cabina del maquinista haya quedado bloqueada, lo que ha demorado unos doce minutos la salida, prevista para las 07.29 horas.

Esta circunstancia no ha afectado al resto de los trenes, que a primera hora han funcionado con la frecuencia y el horario normal.

El responsable de Renfe en Cataluña, Miguel Ángel Remacha, ha señalado que está contento de subir al tren y ver que todo funciona "con normalidad".

Remacha, que ha señalado que es consciente de que "queda mucho camino por delante", ha recordado que se está trabajando en unas circunstancias un poco especiales de convivencia con las obras del AVE que, sobre todo en la entrada sur de Sants, tienen unas dificultades especiales.

Ha destacado que aunque había un importante desequilibrio entre la oferta y la demanda, esta semana ya se cuenta con los 196 trenes previstos para finales de año, lo que permite hacer los refuerzos a hora punta en las principales líneas, y ha puntualizado que durante el mes de diciembre veinte estaciones dispondrán ya del sistema automático de megafonía.

Noticias Relacionadas