Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Ponen en libertad a la maestra británica tras el indulto del presidente sudanés

EFE ·03/12/2007 - 10:47h

EFE - El primer ministro británico Gordon Brown sale del número diez de Downing Street.

La maestra británica Gillian Gibbons, detenida en Sudán por permitir que sus alumnos le pusieran el nombre del profeta Mahoma a un oso de peluche, fue puesta hoy en libertad, tras lograr el indulto presidencial, dijo a Efe uno de sus abogados.

El abogado Kamal al Yizuri afirmó que la profesora fue trasladada a la embajada británica en Jartum y que es posible que regrese a su país con los dos parlamentarios británicos que han negociado su liberación.

Tras la decisión del presidente sudanés, Omar Hasan al Bachir, de indultar a Gibbons, unas 300 personas se concentraron frente a la embajada británica para protestar por la medida.

La mayoría de los manifestantes, que pertenecen a grupos religiosos islámicos y de tendencia sufí, corearon eslóganes contra el gobierno británico y pidieron la ejecución de la profesora por haber insultado al islam.

Un amplio dispositivo policial en torno a la embajada impidió el acceso de los manifestantes a su interior, en donde en estos momentos permanece Gibbons, acompañada por los dos parlamentarios musulmanes británicos, Nazir Ahmed (laborista) y la baronesa Sayeeda Hussain Warsi (conservadora), que negociaron su liberación.