Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Ahmadineyad llegó a Doha para participar por primera vez en una cumbre árabe

EFE ·03/12/2007 - 12:21h

EFE - El presidente iraní, Mahmoud Ahmadineyad.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, llegó hoy a la capital qatarí, Doha, donde se convertirá en el primer gobernante de Irán que participa en una cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) desde la creación de esta alianza árabe en 1981.

A la cumbre, que tratará durante dos días sobre la seguridad del Golfo Pérsico y el programa atómico iraní, entre otras cuestiones, acuden los jefes de Estado de Arabia Saudí, Qatar, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Bahrein, Omán y Kuwait, países que integran el CCG.

El mandatario iraní, según fuentes oficiales iraníes y del CCG, ha asegurado que presentará a la reunión una propuesta para una "sólida cooperación" entre la República Islámica y la alianza árabe, que incluiría los ámbitos económico, comercial y de seguridad.

Los expertos coinciden en señalar que con su visita en Doha y sus intentos de acercamiento hacia el CCG, Ahmadineyad intenta sacar a Irán de su aislamiento y reducir el impacto de las sanciones internacionales a ese país por las actividades atómicas iraníes.

El presidente iraní pronunciará un discurso en la cumbre y mantendrá reuniones bilaterales con todos los dirigentes del CCG para calmar sus temores respecto a los planes nucleares y el creciente poderío militar de Irán, según las fuentes.

No se descarta que el gobernante iraní vuelva a ofrecer la ayuda de Teherán a esta alianza árabe en el programa nuclear para "uso pacífico" que intenta desarrollar.

Tampoco se descarta que discuta con sus homólogos del CCG sobre una propuesta enviada a Irán por esta organización regional para la creación de un consorcio para el enriquecimiento de uranio en un tercer país, con el fin de reducir la tensión entre Teherán y la comunidad internacional.

"A la República Islámica le interesan siempre la seguridad y la estabilidad de la región", dijo Ahmadineyad antes de su partida hacia Doha, y consideró que su visita "abrirá un nuevo capítulo en la cooperación con el CCG".

"El pueblo de Irán ha luchado durante las pasadas tres décadas para fortalecer sus relaciones con sus vecinos árabes (..) tenemos que intensificar la cooperación para convertir el Golfo Pérsico en una zona de paz y amistad", agregó, según la agencia Mehr.

Ahmadineyad había manifestado su deseo de firmar acuerdos de cooperación militar y defensiva con los Estados del CCG, todos aliados de Washington y varios de ellos acogen bases militares estadounidenses.