Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Los hongkoneses votan demócrata y se desmarcan de Pekín

Anson Chan, la candidata del partido demócrata, arrebata el escaño vacante en el parlamento hongkonés a la candidata propequinesa Regina Ip.

PÚBLICO.ES ·03/12/2007 - 12:08h

Anson Chan, la candidata del campo democrático ha arrebatado el escaño vacante en el parlamento hongkonés a la candidata propequinesa Regina Ip en las elecciones celebradas ayer en Hong Kong.

Se abren nuevas perspectivas para los ciudadanos de la excolonia británica: Chan prometió introducir el sufragio universal a un ritmo mucho más rápido que el marcado por Pekín si salía elegida.

Según los resultados distribuidos por el Gobierno esta madrugada, Anson Chan, con 175.874 votos, ha superado por cerca de 40.000 a su principal rival en las elecciones celebradas el domingo. Los otros seis oponentes no superaron los 4.000 sufragios.

Los demócratas promovieron las elecciones del domingo como un referendo de facto para acelerar las reformas democráticas de Hong Kong. La victoria de su candidata es un soplo de aire fresco, después de que esta formación retrocediera en las municipales.

No obstante los demócratas deberán tener en cuenta que en estas elecciones sólo ejercieron su derecho a voto los habitantes de la isla de Hong Kong, quienes, por su mayor nivel económico y educativo, no son necesariamente los representantes del sentir popular del resto de ciudadanos de la ex colonia.

La participación este domingo, que alcanzó un 52 por ciento, fue superior a la de las municipales, cuando no llegó al 40 por ciento, informa Efe.

Hong Kong -colonia británica hasta 1997, fecha en la que pasó a soberanía China bajo la fórmula "un país, dos sistemas"- aún no ha reformado su sistema democrático debido a las reticencias de Pekín, a pesar de que la Ley Básica, la constitución de Hong Kong negociada por británicos y chinos, establece este objetivo.

Sólo la mitad del parlamento de la ex colonia es elegida de forma directa por los ciudadanos, mientas que su máximo líder político, el "jefe ejecutivo", lo es por gracia y voto de 800 miembros pertenecientes a diferentes sectores socio-económicos de la ciudad.

Los hongkoneses, que desde los últimos tres años viven un renacimiento económico y muestran menor interés en su devenir político, han apoyado sin embargo a la candidata que simbolizaba el respaldo a la democracia y al voto universal para 2012.

La próxima cita de los ciudadanos con las urnas será en 2008, cuando serán convocados para renovar 30 de los 60 escaños del Consejo Legislativo (el parlamento hongkonés).


Noticias Relacionadas