Lunes, 3 de Diciembre de 2007

La presidenta en funciones de Georgia espera que Rusia no interfiera en el proceso electoral

EFE ·03/12/2007 - 11:29h

EFE - La presidenta en funciones de Georgia, Ninó Burdzhanadze.

La jefa de Estado en funciones de Georgia, Ninó Burdzhanadze, afirmó hoy que confía en que Rusia permanecerá "absolutamente neutral" y no interferirá en las elecciones presidenciales anticipadas del próximo 5 de enero.

"Georgia está interesada en mantener relaciones normales con Rusia, pero esto es posible sólo si Moscú respeta nuestra opción, nuestra soberanía y nuestra integridad territorial", dijo Burdzhanadze, presidenta del Parlamento, en una entrevista con Efe.

Agregó que, "lamentablemente, la política de Rusia hacia Georgia es hostil".

"Confío en que Rusia será absolutamente neutral durante las elecciones presidenciales anticipadas y que no se inmiscuirá en nuestros asuntos internos", dijo Burdnazhadze, quien tras la dimisión del presidente Mijaíl Saakashvili, el pasado 25 de noviembre, asumió provisionalmente la jefatura del Estado.

Saakashvili dimitió del cargo para adelantar los comicios presidenciales, en los que se presentará a la reelección, y zanjar de este modo la crisis provocada por las protestas masivas de la oposición a comienzos de noviembre que le llevaron a implantar el estado de excepción.

Además de la elegir a su nuevo presidente, el próximo 5 de enero los georgianos se pronunciarán en un referéndum a favor o en contra del ingreso del país en la OTAN, uno de los principales objetivos de la política exterior de Saakashvili.

La entrada de Georgia en la Alianza Atlántica es vista por Saakashvili y sus partidarios como el único medio para evitar la expansión de Rusia a las regiones separatistas de Abjasia y Osestia del Sur, que se escindieron de hecho a comienzo de la pasada década de los años 90.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, "debe entender que para cada georgiano Abjasia significa mil veces más que lo que para él significa Chechenia", explicó Burdzhanadze.

"Para Putin, Chechenia es parte del territorio ruso, pero no es parte de su corazón, como lo es para nosotros Abjasia", recalcó la presidenta en funciones, que por segunda vez en cuatro años asume de manera interina la jefatura del Estado.

Burdzhanadze, de 43 años, también presidía el Parlamento en noviembre de 2003, cuando la "revolución de la rosas", que Saakashvili y ella misma lideraban, desbancó del poder al entonces jefe de Estado, Eduard Shevardnadze, y a la renuncia de éste asumió provisionalmente el poder.

"Rusia debe dejar de manipular Abjasia y, a través de ella, Georgia, pues sólo así será posible la normalización de las relaciones", subrayó.

Sobre los próximos comicios presidenciales georgianos, Burdzhanadze aseguró que serán "limpios y democráticos".

El actual Gobierno, agregó, llegó al poder después de que en Georgia fuesen falsificados los resultados de unas elecciones parlamentarias, lo que produjo una revolución.

"Nunca desilusionaremos a nuestra gente ni actuaremos de manera desvergonzada para hacer aquello contra lo que luchamos hace cuatro años", enfatizó la política, madre de dos hijos.

Burzhanadze añadió que ella, "personalmente", hará todo por que a nadie le surjan dudas sobre la limpieza de las elecciones presidenciales del próximo 5 de enero.

"Hemos invitado a centenares de observadores de todo el mundo", explicó.

La jefa del Estado en funciones admitió que el cierre el pasado 7 de noviembre de la cadena de televisión opositora Imedi tiene "consecuencias negativas" para las autoridades, habida cuenta de la campaña electoral.

"Estamos trabajando activamente, incluso con la Unión Europea, para que (Imedi) pueda restablecer próximamente sus emisiones", indicó.

Al mismo tiempo, Burdzhanadze recalcó que las autoridades del país plantean una sola condición a los directivos de la cadena para permitirle volver a salir al aire.