Lunes, 3 de Diciembre de 2007

El Gobierno advierte a ANV y suma pruebas

No se plantea la ilegalización inmediata, pero asegura que la no condena es un indicio más para evitar que esté en las generales

FERNANDO GAREA ·03/12/2007 - 10:50h

GABRIEL PECOT - Funeral de Estado en el patio de Armas de la Dirección General de la Guardia Civil, ayer en Madrid. Varios compañeros del Grupo de Apoyo Operativo (GAO), a los que no se les ve el rostro por razones de seguridad, portan el féretro del guardia civil asesinado el sábado por ETA, Raúl Centeno.

El Gobierno advirtió ayer a Acción Nacionalista Vasca que está dispuesto a instar a su ilegalización si considera que ampara o justifica a los terroristas.

No obstante, fuentes oficiales aseguran que el Ejecutivo no tiene intención de actuar en caliente, tras el asesinato del guardia civil Raúl Centeno, pero suma a la acumulación de indicios el hecho de que ANV no haya condenado los hechos.

Así lo explicaron ayer la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, y el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Este último aseguró a la Ser que no condenar el atentado de ayer es “un dato más” y aumenta las sospechas. Cada vez que no se condena un atentado se está “más cerca de la ilegalización”, sentenció.

Las FSE acumulan pruebas

Es decir, desde hace meses las Fuerzas de Seguridad y la Fiscalía acumulan pruebas sobre ANV y a eso unirán la no condena. En función de cómo evolucionen los acontecimientos y si se produce, por ejemplo, alguna declaración desde ANV que dé idea de apoyo o comprensión al terrorismo, el Gobierno actuará.

 María Teresa Fernández de la Vega tachó ayer de “indecente” el hecho de que ANV no condenara el atentado ocurrido el pasado sábado en Francia. “Todo atentado terrorista debe ser condenado”, enfatizó la vicepresidenta primera, informa Isabel Piquer.

En junio, cuando ETA puso fin al alto el fuego, el núcleo duro del Gobierno impulsó un cambio de estrategia en la lucha antiterrorista basado, sobre todo, en la firmeza frente a la banda y a su entorno. Por eso se han producido operaciones policiales antes impensables como la que se llevó a cabo contra la violencia callejera y se produjo el encarcelamiento de la cúpula de Batasuna. Fueron decisiones de los jueces, pero con información de las Fuerzas de Seguridad.

En ese momento se acordó en el seno del Gobierno un protocolo de actuación en caso de atentado mortal, que incluía la movilización inmediata de todos los partidos como se hizo anteayer sábado. También se acordó mantener la presión contra ANV, acumulando datos y, si era necesario, instando a su ilegalización.

De esa forma se entienden frases como la pronunciada el sábado por el presidente del Gobierno sobre la persecución de los terroristas y de quienes les amparan.

Fuentes oficiales recuerdan que las sentencias del Tribunal Constitucional sobre la Ley de Partidos restringen la actuación del abogado del Estado y de la Fiscalía y expresamente aseguran que por sí sola la no condena de un atentado no es suficiente para ilegalizar. Sin embargo, considera que sí es un indicio más a acumular a otros tantos.

De esta forma, las Fuerzas de Seguridad han acumulado datos en las operaciones policiales, por ejemplo para demostrar relaciones entre activistas de la kale borroka y ANV.

El límite temporal es el de las elecciones generales, a las que ANV dijo querer presentarse. Fuentes del Gobierno explican que sólo tendría sentido la presencia de ANV en esas elecciones si sirve para representar a una parte de la izquierda abertzale contraria a la violencia o al menos crítica con la ruptura del alto el fuego. En caso contrario, ANV tendría difícil ir a las urnas.

Canalizar las discrepancias

El Ejecutivo consideró durante el alto el fuego que las discrepancias con ETA que percibió en la izquierda abertzale podrían canalizarse a través de ANV. Si esa posibilidad falla, este partido no podrá ir a las generales y servirán todos los indicios acumulados.

Esta ilegalización ha sido solicitada reiteradamente por el PP y grupos similares como Unión del Pueblo Navarro, y ayer mismo la volvieron a pedir dirigentes como el presidente navarro, Miguel Sanz.

Los socios del PSOE, como PNV, IU y los partidos catalanes, son reacios a esa ilegalización y el Gobierno no quiere forzar la ruptura de la unidad por ese lado. Por eso, el consejero vasco de Interior, Javier Balza, aseguró ayer que "no es momento" de pensar en la ilegalización de ANV sino de "unirse" contra ETA.

Fernando Trapero, en coma profundo

El agente de la Guardia Civil Fernando Trapero, que resultó herido gravemente en el atentado de ETA en el suroeste de Francia y que permanece ingresado en el hospital Côte Basque de Bayona, se encuentra en estado de muerte cerebral, tal y como informaron ayer a Efe fuentes de la lucha antiterrorista.

El director del hospital remitió el último parte médico a las 09.15 de ayer, en el que se advertía de que el paciente estaba “en estado de coma profundo, sin signos clínicos de actividad cerebral” y que se le iba a practicar otro escáner para confirmar si se detectaba algún tipo de actividad en su cerebro. A partir de ese momento, el centro médico se negó a emitir más comunicados, trasladando esa responsabilidad a la policía judicial. Trapero, de 23 años, ingresó poco antes de las once de la mañana del sábado pasado con una herida de bala “en la cabeza”, un “edema cerebral mayor” y en situación de “coma desde el inicio”.

Noticias Relacionadas