Lunes, 3 de Diciembre de 2007

Desenterrando al críptico Burial

GERARDO SANZ ·03/12/2007 - 10:04h

Kode9, capo del sello Hyperdub, entrevista a Burial. Una de las contadas ocasiones en que el artista ha hablado públicamente sobre su música.

¿Qué has estado haciendo desde la publicación de tu disco de debut?
El éxito del álbum fue un poco raro, porque la mayoría de esas canciones las hice sin esperar que alguien las escuchara. Así que me he estado recuperando. Me costó volver a hacer canciones de esa manera, como si nadie las fuera a escuchar nunca.

¿Te sorprendió el revuelo que se montó?
Por supuesto. Creo que el álbum promete algo, pero finalmente no te lo da. Creo que a mucha gente le gustó porque no se trata de un puñado de canciones sin más. Mis discos no son los típicos que gustan a todo el mundo, así que si hay mucha atención puesta en mí me lo ponen difícil.

¿En qué se diferencian los dos discos?
Este es más luminoso, más animado. Las canciones me salieron rápido, en mitad de la noche, y tenían que luchar por su derecho a existir. Pero no sé de dónde vinieron. Fue una especie de embarazo no deseado.
Es igualmente melancólico, pero se intuye una especie de abatimiento eufórico... El primer disco era bastante deprimente, pero este tiene más voces, que de alguna manera iluminan las canciones.

¿Por qué has hecho algo más luminoso?
Para mí siempre ha sido difícil hacer canciones. Me quedo esperando a que llegue la noche con el deseo de hacer algo que me guste. La idea es conseguir que el eco del club que tengo en la cabeza salga fuera. Elegí determinadas estructuras vocales por mi estado de ánimo. Quería más voces porque consiguen un formato de canción, llegan más fácilmente. Hice las canciones al final de la noche, y cuando haces eso tienes que conseguir que te hipnotice, porque si no te puedes quedar dormido, como jugando a la Playstation. Al escucharlas, recuerdo exactamente lo que hice ese día. Es como grabar la vida real.

¿Por qué no haces conciertos?
No soy ese tipo de persona extrovertida. Sólo quiero hacer canciones.

¿Y por qué no te haces fotos?
Por la misma razón. Me gustan los discos antiguos, en los que no sabes quién está tocando, pero tampoco importa. Te metes más en las canciones. No quiero que se sepa que hago música.

¿Y el dibujo de la portada del nuevo disco?
He estado dibujando esa imagen desde que era pequeño. Un chico tímido con una taza de café en un puesto que abre 24 horas al día. Está lloviendo, es de noche y te lo encuentras cuando vuelves a casa de cualquier sitio.

Te gusta ese sonido desvencijado, ¿verdad?
Sí. Admiro a los que saben manejar programas complejos, pero no me van las canciones que están sobreproducidas, me parecen de Tetris. Yo siempre sé dónde estoy en la canción, no me puedo perder. El disco está hecho en mi casa, incluso con la tele puesta. Ojalá que algún día pueda hacer música con buena técnica, pero en todo caso, a la gente que le gusta esa música no le gustarán mis nuevas canciones, no son para ellos.

¿Por qué no te propones hacerla ahora?
Hay mucha gente que no disfruta de la música, sólo critica. A mí me encanta el drum’n’bass, jungle, hardcore, garage, dubstep... Me gustarán hasta que me muera y no quiero que se conviertan en música que puedes empaquetar a nivel global. Me gustan las canciones underground porque son verdaderas. La música underground necesita estar de espaldas: lejos, ilegible, sin catalogar, una luz en el horizonte.

¿Por qué ese título, ‘Untrue’?
Se refiere a cuando no eres tú mismo. Es el día a día de casi todo el mundo, pero puede llegar a ser bastante siniestro. Es lo opuesto a estar unificado.

Noticias Relacionadas