Domingo, 2 de Diciembre de 2007

Un cuaderno con millones de fanáticos

La historia de Moleskine refleja que una idea sencilla puede convertirse un éxito de rentabilidad. 

VIRGINIA ZAFRA ·02/12/2007 - 20:29h

Qué tienen en común Picasso, Van Gogh, Hemingway y Chatwin con millones de personas corrientes de hoy en día? Curiosamente, un cuaderno. Los míticos Moleskine: de tapa dura, con una goma para cerrar y habitualmente negros. Son casi un objeto de adoración para sus usuarios. Y cada vez son más en el mundo y en España.

Nacieron hace dos siglos y, desde entonces, han acompañado a los más ilustres artistas europeos, la mayoría de ellos afincados durante algún momento de su vida en París.Originariamente, los producían varias pequeñas empresas francesas que surtían a las librerías de París. En la década de los ochenta, ya sólo quedaba un pequeño fabricante, que en 1986 cerró suspuertas para siempre. La papelería de París donde se surtía Chatwin escribió su epitafio: "el verdadero Moleskine ha ejado de existir".

En 1998, el milanés Mario Beruzzi resucitó el mito. Registró la marca -a nadie se le había ocurrido hacerlo hasta entonces- y empezó a producir de nuevo estos cuadernos a través de su empresa Modo & Modo. Tal fue éxito que en 2006 declaró que la compañía estaba creciendo tan rápido que no se veía capaz de hacerle frente. Vendió la empresa al fondo de capital riesgo de Société Générale y los añejos cuadernos recobraron su inicial nacionalidad francesa.

Una idea muy rentable

60 millones de euros se embolsó el vendedor, una cuantía elevada si se tiene en cuenta que es una empresa de sólo 30 empleados y de apenas ocho años de vida, pero reducida si se analiza que ha alcanzado una facturación anual de 120 millones de euros y que este año venderá diez millones de unidades en todo el mundo.

Su catálogo comprende 17 tipos diferentes de cuadernos, 22 guías de viaje y siete modelos de agenda, todos ellos con precios que pueden llegar a cuadruplicar el de cualquier producto similar.

Se venden casi en cualquier rincón del mundo: en 47 países diferentes, desde Australia hasta Canadá, pasando por Estados Unidos, Rusia, Suráfrica, Argentina o Japón. Y por supuesto, en España. En nuestro país, ha vivido un auténtico boom en losúltimos años. Se ha convertido en uno de los principales regalos de las empresas a sus clientes, trabajadores y proveedores, y bien podría ser uno de los principales presentes de estas navidades.

En lo que va de 2007, se han vendido 350.000 unidades en España, lo que supone una facturación para la compañía de unos cinco millones de euros, diez veces más que hace sólo dos años.La razón de este éxito, explican en Modo & Modo, es que tienen dos nuevos distribuidores: Altair, para ventas a librerías y Tombow & Eastom, para el resto de tiendas.

de momento, el cuaderno de bolsillo es el más vendido, pero en la compañía italiana están convencidos de que el próximo año, los bestsellers serán los nuevos modelos extragrandes.