Domingo, 2 de Diciembre de 2007

El partido de Putin arrasa en unas elecciones diseñadas a su medida

Rusia Unida obtiene más del 60% de los votos entre las protestas de la oposición

PÚBLICO.ES ·02/12/2007 - 16:25h

Putin seguirá controlando Rusia. AFP

El plan de Vladimir Putin de perpetuarse en el poder en Rusia cumplió con éxito una de sus etapas. El partido del presidente ganó las elecciones celebradas. Rusia Unida lograría un 62,5% de los votos según los primeros resultados. Los comunistas obtendrían un 11% de los sufragios y el partido ultranacionalista de Vladimir Zhirinovsky se haría con el 10% de los votos.

Estos resultados reforzarán a Putin cuando deje el cargo en marzo y pueda seguir controlando el país como primer ministro. La Constitución le impide superar los dos mandatos presidenciales pero sus seguidores ya le han pedido que siga como "líder nacional".

Las condiciones en las elecciones rusas no fomentan el multipartidismo. Hay que superar el 7% en los votos recibidos para poder tener representación en alguno de los 450 asientos de la Duma. Putin afirma que el límite, antes era del 5%, es bueno para los principales partidos y para la oposición ya que limita el acceso al Parlamento de los separatistas.

La oposición considera que las medidas del Kremlin han sido todo menos democráticas. Acusan al Gobierno de incrementar los requisitos necesarios para inscribirse en las elecciones. De los 35 partidos que intentaron inicialmente disputar los comicios, la comisión electoral sólo permitió participar a 11.

Con estas condiciones, el mérito para los opositores está más en entrar en la Cámara que en lograr una buena representación.

Putin, de 55 años, busca una mayoría que le permita seguir controlando la política rusa. La Duma tiene poder para vetar ministros, iniciar mociones de confianza y procesos de destitución. En su esfuerzo, el presidente ha puesto a toda la maquinaria del Estado, medios de comunicación incluidos, a su disposición.

Planes a medio plazo

Los analistas rusos creen que los planes de Putin son pasar una legislatura como primer ministro mientras deja la presidencia a alguien de confianza, para volver a la Jefatura de Estado en el siguiente mandato.

Pese a las bajas temperaturas, la comisión electoral estimó ayer que la participación superaría el 60% en los más de 96.000 colegios electorales habilitados para los 108 millones de votantes convocados.

Los medios de comunicación recogían ayer la decisión dominante entre los electores. "He votado por Putin. Un refrán ruso dice ‘cuando estás cruzando un río, no se puede cambiar de caballo'", señaló Yaroslav, teniente coronel retirado del Ejército ruso, tras depositar su voto en un colegio del centro de Moscú.

Putin dijo tras votar en Moscú que él estaba de fiesta y que "los votantes deberían dar su apoyo a los partidos con programas convincentes". El presidente añadió que "las elecciones serán todo lo honestas y transparentes que se pueda", al tiempo que pidió a los Gobiernos occidentales que mantuvieran "sus narices" fuera de los asuntos rusos.

"Son las elecciones más sucias e irresponsables posibles. Se han inventado 15 formas de atraer y traicionar a los votantes", dijo el líder del Partido Comunista Ruso, Gennady Zyuganov.

El nuevo sistema también ha terminado con la opción de los desencantados, la de marcar en la casilla el voto contra todos los partidos.


Noticias Relacionadas