Archivo de Público
Sábado, 11 de Julio de 2009

"Se necesita un cambio de filosofía"

Vicente Pérez Cano. Profesor de la Universidad P. Olavide

PÚBLICO ·11/07/2009 - 08:00h

1.-¿Por qué en España las sujeciones se usan más que en cualquier otro país?

No hay conciencia. Se empiezan a usar las sujeciones para evitar las caídas, pero no se hace autocrítica para conocer los efectos secundarios, que a veces son peores que lo que se pretende evitar. No se hace con mala intención, sino por desconocimiento.

2.-¿Qué efectos secundarios tienen las sujeciones?

La pérdida de movimiento genera pérdida de control de los esfínteres, reduce las relaciones sociales, baja la autoestima...

3.-¿Cómo se pueden evitar?

Formando a los profesionales, para que conozcan que hay otras formas de evitar las caídas. Hay que analizar dónde, por qué y cuándo se producen. Puede ser porque los suelos no están acondicionados, porque hay barreras arquitectónicas, desniveles o escaleras sin acceso restringido o sin señalizar.

4.-¿Y qué debe hacerse por la noche, cuando duermen?

Por ejemplo, algo tan sencillo como poner una cama en el suelo. Se trata de cambiar de filosofía.

5.-¿Cómo se pueden eliminar las sujeciones químicas?

Se puede lograr con un cambio de filosofía. A veces, la persona sufre ansiedad porque tiene problemas con su familia. Una escucha activa, que identifique sus problemas, que ayude al anciano a mostrar sus sentimientos y que le consuele, le puede tranquilizar, eliminando la medicación.

6.-¿Qué residencias usan más las sujeciones, las públicas o las privadas?

Depende de los profesionales, no de la titularidad. En ocasiones, las familias presionan para que se sujete al anciano, no caen en la cuenta de que es peor el remedio que la enfermedad.