Archivo de Público
Jueves, 9 de Julio de 2009

Los tres escenarios del president

Aguantar, abandonar el puesto o adelantar las elecciones

YOLANDA GONZÁLEZ ·09/07/2009 - 07:10h

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps. - EFE

La consigna lanzada desde la dirección nacional del PP es el silencio. El partido de Mariano Rajoy se aferra a una defensa sin fisuras del presidente valenciano. Al menos, hasta el próximo día 15, fecha prevista para la vistilla judicial. En función del desarrollo del caso, son tres los escenarios posibles para el futuro de Camps.

1. Resistencia

Es la opción por la que mayor número de dirigentes conservadores se inclinan. En el entorno de Camps no dudan de que ha optado por no dar marcha atrás. "Desde el primer momento ha exhibido una seguridad en sus argumentos que pretende llevar hasta el final", asegura un veterano diputado. No obstante, hay quien añade otro matiz: "Resistirá mientras se lo permita su estado de ánimo. Parece dispuesto a seguir, pero todo es muy relativo", explica otro parlamentario.

Quienes le animan a continuar se escudan en que la instrucción puede durar tiempo. Ven que "sería un error tirar la toalla". Y añaden que si aguanta y el caso termina en archivo o absolución, Camps saldría doblemente reforzado.

2. Abandonar

En el partido ven a Camps "muy dispuesto a seguir en su cargo"

Es la segunda opción que más partidarios tiene dentro del partido, si llega el momento del juicio. "Un presidente autonómico no puede sentarse en el banquillo" coinciden varias fuentes. Preguntada ayer por esta cuestión, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, mantuvo que la dimisión de Camps, si se abriera el juicio, "dependería de muchas circunstancias y de una opinión personal".

Llegado este punto, las Cortes valencianas, donde el PP tiene mayoría absoluta, deberían elegir sustituto. La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el vicepresidente primero, Víctor Rambla, tendrían posibilidades.

3. Convocar comicios

El president tiene la potestad de convocar elecciones, pero es el escenario más "descabellado", según las fuentes consultadas. "En un modelo parlamentario se tiende a prevenir cambios de mayorías", explica un dirigente.