Domingo, 2 de Diciembre de 2007

Urkullu defiende el derecho de los vascos a decidir "la relación de Euskadi con España"

EFE ·02/12/2007 - 12:53h

EFE - El nuevo presidente del PNV, Iñigo Urkullu (d), recibe la felicitación de su antecesor Josu Jon Imaz (i), al finalizar la V Asamblea General del partido, hoy en Bilbao.

El recién proclamado presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha expresado hoy su compromiso con "la unidad y la fortaleza" de su partido y en la defensa del derecho a decidir de los vascos, pero "no desde la secesión o la ruptura", sino entendido como la manera en que se establece "la relación de Euskadi con España" y de ésta con Europa.

En su primera intervención ante miles de militantes y dirigentes del partido al término de la V Asamblea General de la formación nacionalista, Urkullu ha agradecido "la generosidad" de su antecesor Josu Jon Imaz al renunciar a su cargo "para preservar" la unidad del partido, "consciente de la tensión existente" entre las dos corrientes internas.

Urkullu ha valorado que su antecesor supiera "comprometerse para que la cadena no se rompiera", por "la virtualidad del bien supremo" de la cohesión, y que tomara la decisión de renunciar a su cargo "para preservar la unidad" del partido y ha recomendado a sus compañeros "aprender" de esa actuación, lo que ha arrancado de los asistentes un amplio aplauso.

A continuación, ha expresado su compromiso "con la unidad y con la fortaleza" del partido, que hoy culmina "un proceso de renovación en la praxis y en los equipos humanos" para abordar "un cambio de ciclo" político en el que "hacer camino para la Nación Vasca" y crear las condiciones para que los vascos puedan escribir de su "puño y letra el futuro de Euskadi".

Según aclara, "no se trata del derecho a la secesión, sino al modo y manera en que se establece la relación" entre Euskadi, Euskadi con España, y ésta dentro de Europa, como "un compromiso de convivencia con el Estado plurinacional y la voluntad por el acuerdo político".

Urkullu se ha dirigido al presidente del Gobierno para decirle que "el sujeto político vasco" tiene cabida "en la interpretación leal" de la Constitución, ya que no quieren "decidir para dividir, sino para sumar, para intentar traer ilusión a esta sociedad".

Ese objetivo vendrá de la mano del "binomio" paz y normalización política, entendida como "reconocimiento del sujeto político del derecho a decidir" y ha explicado que el PNV defenderá la viabilidad de la propuesta del lehendakari, en esta nueva etapa como fórmula para avanzar en la resolución del conflicto político existente en Euskadi.

Ha lamentado la pervivencia de ETA, después de cincuenta años de crímenes, y ha criticado la "sumisión" de la izquierda abertzale a la organización terrorista. Ha añadido que sólo "si se disocian del terror" se podrá "construir" país con ellos.

Además, ha denunciado que la paz "sea objeto de cálculo político" y opina que el camino hacia su consecución será sólo el diálogo, pero critica que en anteriores experiencias de diálogo, ETA haya mantenido "el dedo en el gatillo, aunque no dispare" y que detrás de las pretensiones de los gobiernos españoles estuviera siempre la intención de "perpetuarse en el poder".

Por ello, Urkullu asegura que el PNV no acudirá a "ningún diálogo resolutivo" que se pueda entablar entre el Gobierno de España y los terroristas, "que no tenga habilitación parlamentaria".