Domingo, 2 de Diciembre de 2007

Kaká cree que la Liga de Campeones le dio el Balón de Oro

EFE ·02/12/2007 - 12:10h

EFE - Imagen de archivo del brasileño Kaká, del AC Milán.

El brasileño Kaká, que hoy ganó el Balón de Oro, aseguró que la victoria del Milan en la Liga de Campeones y su condición de máximo anotador de la competición marcaron la diferencia con respecto a sus principales rivales, el portugués Cristiano Ronaldo y el argentino Lionel Messi.

"Sabía que era uno de los favoritos para ganar el premio gracias a la Liga de Campeones que gané con el Milan y al hecho de que fui el máximo goleador", dijo el jugador en una rueda de prensa posterior a la recepción del galardón.

Tantos títulos ganados con la "rossonera" son una motivación para no de dejar el club lombardo, aunque sabe que acumula un buen número de ofertas de clubes que sueñan con tenerle en sus filas, entre ellas las del siempre conquistador Real Madrid.

"Siempre he dicho que quiero seguir muchos años en el Milan, comienzo a ser un líder del vestuario y llegar a capitán es una motivación suplementaria", afirmó Kaká, quien dejó abierta una puerta a la salida cuando dijo que "el futuro sólo Dios lo conoce".

Lo que tiene claro Kaká es que no serán los episodios de violencia que vive el "calcio" los que le harán abandonar el país, aunque envió un mensaje de alarma.

"No quiero ser ingrato con un país que me ha dado tanto, que me ha dado la posibilidad de ganar trofeos y premios como éste. Tenemos que tener cuidado para preservar un campeonato que es uno de los más importantes del mundo", aseguró.

Kaká se deshizo en elogios a los dos jugadores que le han acompañado en el podio, el más joven de un premio que cumplió hoy su 52 edición.

"Ronaldo representa la velocidad y la potencia y Messi la habilidad y el control del balón. Son jóvenes y llenos de talento, les aprecio mucho", dijo el jugador, quien aseguró que el triunfo en la Liga de Campeones marcó la diferencia.

Con respecto a Cristiano Ronaldo, Kaká señaló que el portugués "llevaba ventaja" en los primeros meses del año, pero la victoria de los "rossoneri" en las semifinales de la competición europea le colocaron en cabeza de la clasificación.

"Con Messi la diferencia es que no ha ganado ningún título importante esta temporada, ni la liga española ni la Liga de Campeones y eso pienso que ha sido un punto negativo para él", dijo.

Feliz por lograr "el trofeo más deseado del mundo a nivel individual", Kaká afirmó estar "haciendo realidad un sueño de niño".

Particular ilusión hizo al jugador ganar el Balón de Oro el año en el que el premio de la revista "France Football" decidió abrirse a todo el mundo y no sólo a los jugadores que militan en campeonatos europeos.

"Es algo muy bello, es histórico para 'France Football' y para mi. Me hace ilusión saber que todo el mundo ha votado, que he recibido votos de América Latina y de Brasil", dijo.

El milanista se mostró diplomáticamente discreto a la hora de revelar cuándo conoció que era el ganador del Balón de Oro.

"Hasta hoy no lo supe, hasta que no me lo han dado esta mañana no lo sentí como mío", dijo.

Kaká tuvo un recuerdo para sus dos ídolos, Rai, el de su niñez, y Ronaldo, el hombre que le inspiró cuando dio el paso al profesionalismo.

"Cuando era niño, Rai era una estrella en el Sao Paulo y nos inspiraba a todos un poco, siempre le he considerado como mi ídolo. Luego, cuando llegué a profesional, Ronaldo, que ahora es mi compañero, fue un ejemplo por su talento, por todo lo que ha hecho con sus clubes y con la selección de Brasil", afirmó.

El milanista envió un mensaje a los jóvenes que quieran progresar en el mundo del fútbol: "Con perseverancia, fe y paciencia pueden llegar lejos. Es un camino duro pero merece la pena".

Convertido en un segundo delantero esta temporada por Carlo Ancelotti, Kaká afirmó que siente cierta nostalgia de su puesto de centrocampista, el que realmente le ha llevado a conquistar el Balón de Oro, pero, siempre humilde, señaló que se sacrificará por el bien de su equipo.