Domingo, 2 de Diciembre de 2007

Abierta la votación en Venezuela para decidir sobre una Constitución de corte socialista

EFE ·02/12/2007 - 12:50h

EFE - El presidente venezolano, Hugo Chávez, lee una carta presuntamente escrita por alias 'Manuel Marulanda', líder de la guerrilla de las FARC, en una rueda de prensa ayer, en el palacio de Miraflores.

Los centros de votación en Venezuela abrieron hoy a las 06.00 hora local (10.00 GMT) como estaba previsto para recibir el voto de 16 millones de convocados a decidir sobre la propuesta gubernamental de promulgar una Constitución socialista.

Las emisoras privadas y estatales de radio y televisión dieron cuenta en transmisiones "en vivo", y tras reproducir el himno nacional a las 06.00 hora local, de que buena parte de los 11.132 centros electorales de todo el país abrieron con puntualidad y que en otros se esperaba hacerlo en los próximos minutos.

Ya desde horas antes del inicio de la votación, cuyo cierre oficial está marcado para las 16.00 hora local (20.00 GMT), Efe constató en Caracas la presencia de electores en fila a la espera de la apertura de sus mesas de votación, principalmente las instaladas en colegios y escuelas, todas custodiadas por militares.

Los centros receptores del sufragio podrán permanecer abiertos más allá de las diez horas previstas en caso de queden personas en cola para votar tras concluir el cierre oficial del proceso.

Los primeros resultados parciales se conocerán supuestamente entre las 22.00 y 23.00 GMT y estarán a cargo exclusivamente del Consejo Nacional Electoral (CNE), que ha advertido que está prohibida la publicación de sondeos a pie de urna.

Antes del amanecer, los venezolanos fueron despertados para que concurran a sus centros electorales con una masiva y prolongada explosión de petardos de estruendo y ensordecedores toques de diana reproducidos en buena parte del país por partidarios del Gobierno.

La jornada se cumplirá en medio de cierto nerviosismo y tensión tras advertencias y denuncias previas de Chávez sobre supuestos planes opositores, que dice son ideados en Estados Unidos, para dar al traste con la elección y generar el caos.

Sus adversarios han atribuido la denuncia a un intento por desviar la atención de la contienda electoral cuando, según ellos, una mayoría del país está en contra de la propuesta de reforma, lo que el gobierno asegura que es diametralmente lo contrario.