Archivo de Público
Domingo, 28 de Junio de 2009

Honduras celebra la consulta pese a la presión del Ejército

La OEA apoya al Gobierno de Zelaya y repudia el intento de golpe de Estado

PÚBLICO ·28/06/2009 - 08:00h

ROBERTO ESCOBAR / EFE - Propaganda a favor del Sí en las calles de Tegucigalpa.

Los hondureños están convocados hoy a votar en una consulta popular que ha estado a punto de provocar un golpe de Estado contra el presidente del país centroamericano, Manuel Zelaya. Pese al rechazo frontal de la oposición conservadora y de sectores del Ejército y de la Justicia, el líder hondureño ha mantenido la consulta y la población debe responder si está a favor o en contra de convocar una Asamblea Constituyente para reformar la Constitución.

Sin embargo, Zelaya se ha visto obligado a dar marcha en su pulso con las Fuerzas Armadas y readmitir al jefe del Estado Mayor, Romeo Vásquez, tras haberle destituido por negarse a colaborar con él.

Los opositores a Zelaya instaron ayer a los hondureños a abstenerse. "La consulta es una farsa", dijo ayer un portavoz de la Unión Cívica Democrática, que aglutina a empresarios, políticos opositores y la Iglesia. La formación política reiteró su deseo de pedir la inhabilitación del presidente ante el Congreso, alegando que ha desoído una sentencia judicial que declaraba ilegal la votación

Respeto al estado de derecho

Por el contrario, la Organización de Estados Americanos (OEA) ha mostrado su apoyo unánime al presidente hondureño. En su resolución la OEA hizo un llamamiento "a todos los actores políticos y sociales para que sus acciones se enmarquen en el respeto al estado de derecho, con el fin de evitar la ruptura del orden constitucional y de la paz social".

El director de Operaciones Electorales de la OEA, Raúl Alconada, ha viajado a Honduras para observar la consulta y ayer se mostró confiado en que la cita electoral se desarrolle sin incidentes. "Esperemos que mañana se pueda celebrar el acto de participación política y ojalá que la participación sea pacífica", declaró Alconada.

En caso de vencer el sí, el 19 de noviembre los hondureños estarían convocados a las urnas para una elección doble: elegir al próximo presidente del país y decidir si respaldan una reforma de la Constitución.

Reelección presidencial

Uno de los puntos de la reforma, el más criticado por la oposición, permitiría al siguiente jefe de Estado ser reelegido. Actualmente, el presidente sólo puede presentarse a un mandato. Zelaya responde señalando que él tiene vetada su reelección, así que la reforma no le beneficiaría a él.

El presidente del izquierdista Partido Unificación Democrática de Honduras, César Ham, apoyó la votación y subrayó que el intento de golpe de Estado esta semana "fue una realidad".

Para Ham, el "riesgo" de que se pueda producir una asonada "está de alguna manera conjurado hasta el domingo", el día de la votación. Aún así, el líder progresista destacó que "a partir del lunes, sin lugar a dudas se va a polarizar más la situación de Honduras".