Archivo de Público
Sábado, 27 de Junio de 2009

Guerra de ofertas contra la caída de reservas de viajes

Goteo de promociones y propuestas de última hora de las agencias para los meses de julio y agosto. Los precios se han reducido ya entre un 10% y un 15% respecto a 2008

ANA TUDELA ·27/06/2009 - 22:28h

efe - Playa Yianiskari, cerca de la ciudad portuaria de Patras (Grecia).

El miércoles pasado, los principales directivos de las empresas españolas dedicadas al turismo coincidieron en un acto de entrega de premios. Se miraron y asumieron la realidad: "La temporada alta ha llegado", comentaron los presentes.

Junio toca a su fin y el número de reservas para los dos meses estrella del verano (julio y agosto) está un 30% por debajo de hace un año. Se han bajado precios (entre un 10% y un 15% para los viajes de gama media como los cruceros por el Mediterráneo, el Nilo o el Caribe y los itinerarios por países como Túnez). Se han buscado ofertas imaginativas (Tryp Hoteles regala hasta un pack Durex Play y retrasa la salida de la habitación doble a las tres de la tarde). Se han afilado las rutas para hacerlas más atractivas y menos fatigosas y pese a todo, hasta hace dos semanas, los trabajadores de las agencias de viajes "echaban el cierre a las ocho y cuarto de la tarde". No había clientes, comenta un directivo de una importante agencia.

Aún más barato

"El ajuste mayor se ha centrado en el viaje de medio coste, que es donde se había perdido el norte porque se consumía a un nivel fuera de las posibilidades de la gente que lo demandaba", añade. "Nos hemos ido dejando llevar, lo que ha hecho que subieran los precios, y ahora tenemos que ajustar lo que estaba sobredimensionado. Ahí es donde se han producido los mayores recortes", explica el directivo de la agencia de viajes.

Nadie del negocio quiere hablar de que los precios vayan a bajar mucho más. Alertan del riesgo de quedarse sin el viaje deseado si se espera demasiado ya que los touroperadores, en previsión de lo que se avecinaba por la crisis, han puesto menos plazas en venta, contratando menos vuelos chárter o compartiéndolos con otros mayoristas. "Hay recorte en volumen de plazas en casi todos los destinos", señalan.

Pese a ello, visitando estos días agencias de viajes, este periódico ha podido comprobar que siguen lanzándose ofertas con reducciones significativas de precio para julio y agosto. Tienen las plazas limitadas, pero el goteo es constante.

"Hay recorte en volumen de plazas en casi todos los destinos"

El objetivo de los mayoristas es ir cubriendo un mínimo de los viajes ya programados, especialmente cuando se detecta que una fecha de salida no consigue casi clientes. Las agencias de viajes asumen a regañadientes que "si los touroperadores se ponen nerviosos porque ven que no cubren las plazas, bajarán más los precios". Por tanto, si se tiene flexibilidad sobre el destino, es posible todavía encontrar una buena oferta para las vacaciones.

Otro indicador de la situación es que los cruceros con descuento por el Mediterráneo, un producto que se reservaba a las contrataciones anticipadas y otros años quedaba agotado en el mes de enero, sigue hoy en vigor. Lo llaman Paquete Express o cualquier otra fórmula que dé la sensación de que se lo quitan de las manos, pero allí sigue, no en una oferta especial, sino en los folletos de las agencias.

En cualquier caso, algo ha cambiado en las últimas semanas. Tanto como para que en el sector confíen en que, gracias a la última hora, cuando termine el verano el negocio se haya reducido sólo entre un 10% y un 15%.

"La crisis la están pagando los pequeños viajes, la escapada de fin de semana o el viaje de primavera". Pero renunciar a las vacaciones no es algo que se decida fácilmente. Hay cadenas que estos últimos días mantienen sus agencias abiertas hasta las nueve y media de la noche. Hay clientes. El carácter latino de los españoles, habituales de las últimas horas, les ha mantenido en casa, siguiendo con el día a día como si no hubiesen guardado la ropa de invierno.

 "La incertidumbre sobre la situación personal retrasa más la decisión de viajar"

Todas las crisis potencian esa reacción, explica el director general de una firma turística. "La incertidumbre sobre la situación personal, sobre la economía en general, hace que se retrase más la decisión de viajar. Se pospone el compromiso, pero una vez que se ha entregado la declaración de la renta, ya se siente el Sol en la espalda. La gente ha tardado en comprar, pero ahora se están produciendo ventas similares a las del año pasado, incluso se está recuperando parte de lo que no se había vendido".

Internet sigue siendo una posibilidad atractiva para coser un vuelo a un hotel y conseguir un buen viaje. El problema a estas alturas del año es el precio de los billetes de avión, que sube día tras día.

La opción española

Para quien no encuentre otra oferta para su bolsillo o simplemente prefiera permanecer en cualquier punto de la diversa geografía española, la facilidad de contratación se multiplica. Mismo idioma, misma moneda, costumbres conocidas. Los hoteles y apartamentos mantienen ofertas del 15% al 25% de descuento para julio. El levante es de las zonas que más está sufriendo el recorte, por lo que las ofertas son aún más ajustadas. Páginas en Internet hay infinitas, basta teclear en un buscador viajes y la ciudad de destino. Aparecerá, por ejemplo: friendlyrentals.com.