Domingo, 2 de Diciembre de 2007

3-0. España rubrica un gran quinto puesto final

EFE ·02/12/2007 - 09:58h

EFE - El jugador Manuel Sevillano, de España, devuelve un balón durante el partido de hoy ante Túnez, en Tokio, Japón.

España rubricó, con la victoria ante Túnez, un quinto puesto final en la Copa del Mundo de voleibol, que ha finalizado con cinco victorias consecutivas, lo que le permite entrar por méritos propios en la elite mundial de este deporte.

España fue consciente de que tenía mucho que perder y poco que ganar y también de su superioridad. Ambos aspectos, a estas alturas de competición y con el cansancio acumulado, siempre suponen un riesgo.

El inicio español fue demoledor con tres bloqueos ganadores en los primeros siete puntos, que pusieron los cimientos para el puente de plata hacia la victoria. La selección, a medio gas, siempre tuvo el marcador a favor y acabó anotándose el punto casi con facilidad por 25-16.

En la segunda manga Túnez siguió sin ser un peligro real, pues salvo puntos aislados producto de una buena acción, siempre fue a remolque. El equipo español jugando al 'tran-tran' dominaba el juego y el resultado. El 25-22 de la segunda manga dejó ya la victoria cerca, muy cerca.

Sin embargo, en el tercer set, se bajó demasiado el nivel y Túnez tuvo un pequeño margen de mejora que aprovecharon para ganar su primer punto y crear una pequeña intranquilidad, mínima también hay que decirlo.

España se había relajado en extremo y aunque la diferencia entre los dos equipos es grande, tampoco se puede ganar sin hacer algo para merecer la victoria.

Con el 2-1 en el marcador, Túnez salió envalentonada a la cuarta manga y se apuntó un 0-2 de salida. El seleccionador, Marcelo Méndez, ordenó la entrada de Kike De la Fuente por Manuel Sevillano, que junto a Javier Subiela han sido titulares en los últimos choques, para dar un poco más de fortaleza y tranquilidad a la defensa española.

Ese plus de seguridad atrás fue suficiente para que España volviera a elevar sus prestaciones y para llegar al primer tiempo muerto técnico con una ventaja notable, 8-4.

Israel Rodríguez y Guillermo Falasca fueron los encargados de ir sumando puntos para España, junto a Subiela, que estuvo muy inspirado en ataque. Algunos bloqueos y unas buenas defensas volvieron a determinar que la brecha en el marcador se agrandara y que sin ningún agobio, la selección se apuntara el set y el partido.

Con cinco victorias consecutivas en los últimos cinco partidos, España se ha encaramado a la quinta plaza de la Copa del Mundo. Un resultado excelente que le hace aterrizar con éxito en la elite del voleibol mundial.

- Ficha técnica:

3 - España: Sevillano (9), Miguel Ángel Falasca (1), Subiela (12), Guillermo Falasca (23), Moltó (9), Israel Rodríguez (12) y Valido (líbero) -equipo inicial- y De la Fuente (2).

1 - Túnez: Ben Tara (9), Jerbi (2), Kaabi (23), Hfaiedh (8), Jouini (6), Karamosly y Besrour (líbero) -equipo inicial-, Garci (5), Belaid, Ben Hassine (5) y Guidara (2).

Parciales: 25-16 (21 min.), 25-22 (23 m.), 21-15 (23 m.) y 25-18 (23 m.).

Árbitros: Ibrahim Al Naama (QAT) y Tadashi Tonegawa (JPN).