Domingo, 2 de Diciembre de 2007

El dúo Pereza vive "una noche mágica" ante un Telefónica Arena repleto

EFE ·02/12/2007 - 02:42h

EFE - Los componentes del dúo madrileño "Pereza", Rubén (i) y Leiva, durante el concierto que el grupo ha celebrado esta noche en el Telefónica Arena, en Madrid.

Cualquier tiempo pasado fue, sin duda, peor para los Pereza; el dúo madrileño vivió "una noche mágica" repasando, a una velocidad vertiginosa y con un extra de fuerza, sus temas más importantes -entre los que no faltaron "Todo", "Princesas" o "Madrid"- acompañados por las voces de unas 9.000 personas.

El gesto con el que se despidió Leiva del público madrileño lo decía todo. Tras dos horas de concierto, el cantante besaba el escenario del Arena para cerrar una cita que tenía las localidades agotadas desde hacía un mes que, según reconoció, se había convertido en "una noche mágica".

Rubén y Leiva, la personificación de Pereza, habían ido a demostrar por qué su carrera se ha metamorfoseado en sólo siete años de una propuesta minoritaria -como lo era su primer disco homónimo publicado en 2001- a algo capaz de congregar a miles de personas.

Dispuestos a ello se lanzaron, sin mediar palabra, a disparar temas como "Manager", "Animales", "Estrella polar" o "Conjunto", que hilvanaron uno con otro hasta llegar a "Lo que tengo yo adentro".

Habían pasado 20 minutos y llegaban las primeras palabras del dúo para reflexionar sobre su trayectoria: "Han sido muchos años en la furgoneta, muchos 'teloneos' ingratos, muchas multas por volver borrachos porque no teníamos para pagar el hotel, pero al final todo sale bien y hoy estamos aquí, Madrid", gritaba Leiva.

Mezclando títulos de sus anteriores trabajos, los madrileños continuaron la noche con estribillos tan conocidos y radiados como "Como lo tienes tú", y también canciones de "Aproximación" -su último álbum publicado en agosto de 2007- del que rescataron "Por mi tripa", que dedicaron a "todos los frágiles que se enganchan a todo lo que engancha" con imágenes de Maradona de fondo, y "Aproximación" con un especial recuerdo a Jhonny Burning.

Pero el momento más vibrante de la noche llegó cuando los Pereza encadenaron "Madrid", "Todo" y "Princesas" -en versión extra larga-, los acordes que más han contribuido a su fama y que, como no podía ser de otro modo, fueron vitoreados por el público.

Después el dúo madrileño desaparecía del escenario durante unos minutos para regresar con "Grupis", canción que aprovecharon para presentar al resto de la banda mediante mini-monólogos cargados de simpatía, y el tema "Superyonkis".

Más relajados y habladores, Rubén y Leiva invirtieron los últimos 30 minutos de la noche en gamberradas y reivindicaciones "made in Pereza", al tiempo que dejaban y retomaban "Pienso en aquella tarde", con la que cerraron el concierto.