Archivo de Público
Martes, 23 de Junio de 2009

El director del CNI esgrime facturas para defender su honestidad

Alberto Saiz defiende que el Centro Nacional de Inteligencia funciona "a la perfección"

LUIS CALVO ·23/06/2009 - 16:31h

La respuesta fue tajante. A cada acusación, una factura. El director del CNI, Alberto Saiz, llegó a la comisión de Secretos Oficiales dispuesto a desmontar (eso sí, a puerta cerrada) las informaciones de El Mundo que aseguraban que utilizaba fondos públicos para sus actividades privadas de pesca y caza. Uno tras otro justificó con facturas los viajes mencionados en el diario, según fuentes conocedoras de contenido de la reunión. La documentación se quedará en el Congreso y podrá ser consultada por todos los grupos.

No fue la única explicación. Ante las acusaciones de la portavoz del PP, que siguió los mimbres puestos por el periódico de Pedro J. Ramírez, Saiz negó saber nada de contratos del centro con familiares suyos o la compra de una televisión de plasma.

Saiz también entró en la polémica por las dimisiones de parte del equipo antiterrorista del centro. El director explicó que antes de que fueran efectivas, los afectados habían mostrado su disconformidad con la política antiterrorista del Gobierno, circunstancia por la que no se opuso a la salida de los trabajadores. En todo caso, puntualizó, éstos no pertenecían a la cúpula de la lucha antiterrorista. Ni la polémicas ni las dimisiones ha afectado, a su juicio, al funcionamiento de la inteligencia española que sigue "funcionando a la perfección y a pleno rendimiento". Saiz explicó el ruido montado en torno a él a través de la estructura del centro, muy endogámica, que no contaba con su renovación durante otros cinco años.

Polígrafo de uso común

Aunque Saiz no quiso entrar en las acusaciones concretas del uso del polígrafo con algunos miembros de los servicios de inteligencia, sí aseguró que su utilización están extendida y cuenta con todos los avales legales. Además, sus trabajadores conocen y aceptan la posibilidad de que sean sometidos a ese tipo de pruebas. Respecto a la limpieza de las contrataciones en el Centro, Saiz retó al PP a demostrar que es menos garantista que durante sus gobiernos. En este sentido recalcó que antes de formar parte de la plantilla todos los trabajadores superan tres exámenes y cinco años en pruebas con informes anuales.

Las explicaciones de Saiz no bastaron al PP que esa misma tarde volvió a pedir su comparecencia pública en la comisión de Defensa antes de que termine el mes. Poco vehemente y aunque se dio por satisfecho, el portavoz socialista, José Antonio Alonso, remitió cualquier expresión de respaldo al Gobierno. Por la mañana, desde Nigeria Zapatero explicó ambiguo que tendrá la confianza del gobierno mientras se mantenga en el cargo.